Aeropuerto de Osaka

Cuando hay nubarrones en la telita que recubre los ojos, no es difícil que la mirada pueda ver un montón de cuerpos mutilados donde en realidad hay un oasis.  Como siempre, entonces, la realidad depende del cristal con que se mira, de ahí que no sea siempre –la realidad- eso que tú quieres creer. Es importante, por tanto, ejercitarte en esto: cuando el mundo se te agolpe negro, cruel, un mero páramo sin futuro, no olvides que, en ese mismo instante, y quizá justo al lado tuyo, una pareja de enamorados lo está poblando de árboles azules y bahías llenas de gaviotas. Digo esto porque en la mañana, aquí mismo sentado en la sala de espera del aeropuerto de Osaka, todo este mundanal de gente me daba la sensación de caos, de vacuidad, y me preguntaba qué hace tanta gente, cuál será su sentido de ir y venir entre tanta gente también, por qué los siento tan prescindibles y accesorios, preguntas que acompañaba la angustia y la desesperación. Hoy, sin embargo, que he vuelto al mismo lugar me he encontrado con el mismo mundanal de gente entrando y saliendo a las puertas de embarque, pero, por una razón extraña, estoy alegre de ver sus rostros, alegre de mirarlos ir y veir, me digo qué bueno que todos viven, y todos tienen celulares y seguramente un trabajo, y si no lo tienen, seguramente no les faltará nunca pan y agua para vivir, quisiera fundirme en todos y abrazarlos, invitarlos a casa, a todos, y brindar por la vida que, como Dios, aprieta pero no ahorca. Pareciera que era yo como dos hombres, dos seres distintos habitándome, empujándose entre las nervaduras de mi sangre, incómodos el uno del otro, antípodas. Y ahora que he vuelto al cuarto de hotel, me digo: ¿cuál de los tres es el verdadero: el de la mañana, el de la tarde, o éste que, en silencio, los observa siempre desde el rincón de sombras?

AFmedios

Escribe un comentario en este artículo

8 comentarios en “Aeropuerto de Osaka”

Japón… justo un ser querido por cuestiones de trabajo se encuntra haya.. y en cuanto vi su leyenda me llamo la atención.. porque JAPON.. que encierra ese pais..?? antes no lo veia como lo veo ahora.. es quiza el saber que un ser querido se encuentra tan lejos que cualquier palabra, noticia o leyenda de alguna Ciudad de aquel pais me atrae y que de cierta forma inclusive indiscriptiblemente me acerca a él..??

Tienes razón Rogelio, la realidad cambia con las horas del día y con las almas que pasan junto a nosotros

Hola Rogelio, cuan verdadero es decir que todo es segun el cristal con que se mira, en alguna ocación en momentos de soledad en las que suele uno analizar la noticia escuchada o leida, parece ser lo mejor que esta pasando o lo peor,dependiendo del estado de animo en que nos encontramos.

Debe ser incómodo (para no decir lastimero) vivr en un mundo tan relativo. Hace falta uno que otro absoluto por ahí aunque luego nos apriete sin intención de ahorcarnos, ¿no?
Javier.
PD Ya estoy disponible para un cafecito en la Villa. Cualquier jueves de febrero, a las seis de la tarde. O en otra fecha y hora negociable. Avísame.

Estoy solamente corrigiendo un error en mi ‘domicilio electrónico’ (Las cosas que tiene uno que oír, aceptar a pesar de cualquier objeción, y hasta escribir si quiere uno cumplir su propósito.

La visión es algo interior. El enfoque de tu texto lo demuestra.

Ver o no ser, ser o no ver, mirar desde la lágrima o desde le inútil lupa de la muerte; dulce e inocente, pura, la mirada del niño, a contrapeso con el desenfocado deambular del anciano, quien nos va a mirar siempre, que nos va a ver, desde el tumultuoso ardid de los años, y con el iris cansado de la vida, he allí el dilema.

dejemos un poco atras la filosofia y veamos q le podemos aprender a Japon, q de acuerdo a lo queramos hacer, podemos tomar como reflejo lo q ellos hacen, de esa manera podemos aprender de su disciplina q es inquebrantable, en cambio los mexicanos somos muy dados al: despues, alrato, al cabo aqui andamos, seguido te veo, cualquiera dia veras q si, y las oportunidades se van dia a dia y despues vienen los lamentos, yo pienso q hay imponernos un disciplina y cada quien hacer lo q le corresponda y en su momento se efectue una fusion q beneficie a todos, saludos y un abrazo a todos, principalmente a al amigo Guedea.

Comentarios