Dibujos para colorear

El hombre subió al autobús y pidió a los pasajeros dos minutos de nuestro sagrado tiempo. Sacó unas fotocopias que contenían unos dibujos de animalitos y personajes de caricaturas y nos explicó que esos dibujos los habían hecho los niños huérfanos de la Casa Hogar Los Angelitos y que pedían una cooperación para seguir ayudando en sus estudios a estos jóvenes de escasos recursos pero de grandes ganas de superarse. El hombre mostró los dibujos y empezó a recorrer el pasillo repartiendo las fotocopias. Ponga a su hijo a colorear y con eso lo salvará de los terribles daños ocasionados por el televisor, dijo el hombre con contundencia. Yo vi con cierta sorpresa que la gente se quedaba con los dibujos y le daba al hombre algunas monedas, mismas que el hombre introducía en una bolsita negra. Mucha gente estaba conmovida, incluso escuché que la pasajera de adelante decía a su acompañante que aunque pobres los niños tenían talento, tú. Cuando el hombre pasó por mi lugar le devolví sus dibujos y estuve a punto de decirle que esa no era forma de timar a gente bienintencionada, sabiendo que esas fotocopias las había impreso de internet pues yo reconocí perfectamente el dibujo de un pececito que justamente le había impreso a mi hija un día que quería colorear. Le iba a decir eso, pero no lo hice, más bien me reproché la malicia contenida en mis manos y la incapacidad de ser generoso con un pobre hombre que, tal como quizá lo reconocieron el resto de los pasajeros, merecía que se le perdonara todo.

Escribe un comentario en este artículo

2 comentarios en “Dibujos para colorear”

El hombre que plagia para comer merece indulgencia.

Es correcto, no existe desempleo, lo que falta es imaginacion a los desmpleados

Comentarios