Kentucky Fried Chicken

Kentucky Fried Chicken

En el Kentucky Fried Chicken cerca de casa hay una chica que habla un inglés que yo creo que nada más le entienden en su casa. Como tienen servicio de Drive thru, el otro día, por insistencia de mi hijo, primero, de mi hija, después, y luego de mi mujer, fui al mentado Kentucky a comprar unas hamburguesas. Les advertí: pero nos las comemos en la bahía. Sí, contestaron al unísono. Utilicé el Drive thru y en la bocinita escuché que la mujer me preguntaba qué quería. Le indiqué que cuatro hamburguesas. La muchacha me dijo que si refresco o papas. Le dije que refresco. Me preguntó que si ensalada o puré de papa. Le dije que ensalada. Pase a pagar, por favor. Me adelanté a la caja en el carro, llegué a la ventanita y me dijeron: tanto. Pagué y: it won’t be long. A los dos minutos tenía un bote lleno de pollo, una pepsi de dos litros y otro bote de puré de papa. Todos se rieron de mí. Esta vieja no me entendió nada, refunfuñé. ¿No fui claro o qué? Sí, pero la próxima me encargo yo, dijo mi mujer, compasiva, como aquel que quiere vengar una vergüenza multitudinaria. Una o dos semanas después coincidió que mi mujer iba al volante cuando se nos ocurrió de nuevo llegar al Kentucky. Le dije: esta es tu oportunidad. Véngate, vieja. Sí, pollo, me dijo. Entonces nos plantamos en la bocinita. La misma escena. Tres hamburguesas y unos chicken nuggets. ¿Combo? Sí. ¿De tomar? Tres pepsis y un jugo. ¿Normal o grande? Normal. ¿El jugo de manzana o naranja? Kiki, ¿manzana o naranja? Manzana, mami. Manzana, please. ¿Ensalada o puré de papa? Yo ensalada, dijo mi hijo. Yo puré, dijo mi hija. Me da igual, dije yo. Con los nuggets puré, y tres hamburguesas con ensalada. Y la muchacha, como si fuera una máquina reprogramada: tres hamburguesas combo, cuatro pepsis, chicken nuggets con ensalada, tres purés, ¿is that ok? No, dijo mi mujer, los chicken nuggets son con puré, las hamburguesas con ensalada, y es un jugo de manzana con los chicken nuggets más tres pepsis. Ok, pase a pagar. Nos volvimos a plantar en la ventanita. Mi mujer pagó y: it won’t be long. A los dos minutos, una bolsa con cuatro hamburguesas y dos pepsicolas de litro, más un bote de puré y otro de ensalada familiar. ¿Y esto?, pregunté. Vieja atarantada, dijo mi mujer. Y partimos. Como tres semanas después había reunión en la escuela de mi hijo, y había que llevar la dinner. Por supuesto, mi hijo quería llevar lo mismo que sus compañeros: Kentucky. ¿Podemos, papá? Requetecontrapodemos, mijo, le dije. Cómo que no, ¡Fua! El día preciso fuimos a Kentucky y me paré en la entrada. Le pregunté a mi mujer: ¿te vengas o me vengo de esta vieja calientapapas? Véngate tú, pollo, me dijo. Bien. Entonces, para evitar que llegara la sangre al río, estacioné mi coche, me metí al establecimiento, hice la consabida fila y, a la misma vieja atarantada de la última vez, le dije todo lo que quería llevar pero esta vez señalándoselo con los cinco dedos de mi mano izquierda.

AFmedios

Escribe un comentario en este artículo

13 comentarios en “Kentucky Fried Chicken”

has sido testigo de los autómatas de la galaxia Kentucky, no se alimentan, y duermen con los ojos abiertos en despensas

Los pendejos son una plaga, como se puede ver con ésta. Pero, cuidado, comer mucho Kentucky produce daños irreversibles en el cerebro.

Jajaja, jajaja, y yo que pensaba que eso sólo pasaba en la maravillosa Mexico City.

JA JA JA JA JA JA JA JA JA JA…. Excelente y ameno el KFC un abrazo Royer.

Jajajá….Oye, pero yo no sabía que el KFC había llegado a Australia, con la cantidad de comdia sabrosa que debe haber allá. Y vaya con la vieja robot-calientapapas…¡qué babbara, como diríamos en Cuba!

Javier C Bravo Magaña 23 septiembre ,2011 a las 7:49 pm

Me encantan tus escenas domésticas.
Javier

Jajajajajajaja… No andes comiendo esas porquerías (pero ya me sacaste el hambre. Voy por unos tacos; son mejores, porque pido la tortilla sin grasa).

ALFREDO CESAR JUAREZ ALBARRAN 24 septiembre ,2011 a las 8:49 am

Hola: Lo bueno es que cuando vengan de vacaciones a Colima o a Manzanillo……….Chucho Orozco nuestro super secretario y propietario de las tiendas de esa cadena entre nosotros tiene empleadas que hablan Español, Ingles, y varios dialectos¡¡¡……aqui no enfrentaran los problemas que tienen por alla……….. saludos

Jajajajajaja… Excelente el relato, Rogelio. Tu texto nos sigue dando muestras de que globalizados pero robotizados es 100% latinoamericano… jajajajajaja

La comida rápida no da tiempo a la reflexión,
ni siquiera a la buena digestión. Saludos.

guacala no comas en el kfc. es una cochinada bueno aqui en méxico sale todo crudo y oloroso el pollo, mejor comprales unos exquisitos tacos de abobada, asada o al pastor más nutritivos y con tortillas de mano riquisimos. saludos.

Al fin y al cabo, ni ha de ser inglés el que habla la chava, ni pollo el que te venden. Así todos felices. Saludos amigo Rogelio.

en horabuena, tu que puedes darte esos gustos una y otra ves, pero te recomiendo que no gastes tu dinero en comida chatarra, dandole mas poder a quien en el consumismo nos consume. saludos!

Comentarios