La humana tecnología

Llego al centro comercial y lo primero que veo es una tienda de aparatos electrónicos ofertando todo (o casi todo) a mitad de precio. La curiosidad me jala de un hombro y entro. Lo primero que miro son largos pasillos repletos de computadoras, televisiones con pantalla de plasma, teléfonos celulares, cámaras fotográficas, ipods, emepetrés, videojuegos, y todavía más teléfonos celulares, más ipods y más computadoras. Es casi indigerible (e inimaginable) la cantidad de aparatos acomodados uno después de otro, arriba y abajo, en los anaqueles y estanterías. Toda la gente viendo, comprando, revisando, probando, preguntando qué hacer con este botón, qué hacer con este otro. Me da gusto ver, de pronto, todo esto que el hombre ha inventado, pero al cabo de un rato de caminar pasillos y pasillos en donde encontré personas que ni siquiera me dijeron con permiso o buenos días porque estaban impávidas ante las nuevas aplicaciones del Ipod, o absorbidas con las maravillosas funciones de la videocámara, o atónitas ante la nueva generación de videojuegos, me sentí más solo que nunca, abandonado a mitad del desierto, olvidado en medio del mar. Quizá por eso, cuando el empleado de la tienda vino corriendo para decirme que si no me gustaban esos televisores High Definition podría mostarme los Full High Definition que acababan de llegar, me encogí de hombros y  no tuve más remedio que decirle que no, que sólo estaba de paso por aquí y que, como uno suele hacer en estos casos, ya me iba.

Afmedios

Escribe un comentario en este artículo

14 comentarios en “La humana tecnología”

Estimado Sr. Guedea:
lo entiendo completamente, la modernidad hace ya no que tengamos deseos, sino anhelos, ahora ya no queremos sólo tener, en nuestros días, a través de las cosas queremos ser, dígame algo: ¿no le ha pasado el conocer a alguien que se confunde, no sin orgullo, y que cree que es cuando sólo posee?

LIC. J.REYES FLORES TAPIA 25 octubre ,2010 a las 10:02 pm

LIC.ROGELIO GUEDEA, BUENAS NOCHES Y PARESE QUE FUE HAYER CUANDO TE CONOCI RECIBIENDO PROMOCIONES EN LA OFICIALIA DE PARTES DEL TRIBUNAL,O LEYENDO NO SE QUE !!! GRATA SORPRESA EL SABER QUE TRIUNFAS EN EL MUNDO.
SI ME RECUERDAS COMENTAME ALGUNA ANECDOTA QUE RECUERDES DE MI. GRACIAS Y QUE DIOS TE VENDIGA.

Rogelio: Me parecen muy interesantes tus observaciones. Creo que hay que tener en cuenta dos aspectos. El primero de ellos es la sed infinita del ser humano por desentrañar los misterios de la naturaleza y convertirla en la impresionante tecnología que progresa exponencialmente. Este deseo del científico y del técnico es legítimo. A nadie se puede poner freno en su afán creativo, en su ansia infinita por saber. El otro aspecto es el del usuario impávido,que no admira el genio creador y asume una función fetichisma, que invierte la realidad, como si las cosas fueran entes personificados, mientras el hombre empieza a rendirle culto de manera irreflexiva, terminando por convertirse en zombie. Si el hombre de a pie fuera más allá de su afán pragmático de tener el último juguete de su vida, le diera uso racional, reflexionara sobre el afán y la posibilidad de crear y recrear sin límites, entonces su comportamiento sería doblémente útil, se informaría más, aprendería más, se haría más humano.

Mi estimado Roger, estamos ante la despersonalizante acción del capitalismo…ya sabes…la cultura del entretenimiento (de ahí la necesidad de mejores tecnologías)…cultivada para controlar a las masas…y de paso generar más riqueza a quienes ya la tienen…el aspecto humano está siendo desplazado por un hábitat virtual…lleno de intersticios inexistentes, en el mundo real, al que por nuestra falta de visión, siempre tendemos a evadir… un abrazo hermano…

Todo esos productos que el hombre los ha convertido en algo de lo que no se pueden desprender del uso común es a lo que yo le llamo Pacotilla.. Lo material está sobrepasando lo espiritual, lo que verdaderamente alimente el alma y el corazón.

Estimado Rogelio, el sentimiento que te embargó en ese negocio es perfectamente normal, a mi me ha pasado en más de una ocasión. Pero debemos de reconocer que no se trata de un asunto relacionado con lo que se vende ahí, si no más bien con el hecho de que no entraste con la intención de comprar nada, y probablemente no seas muy entusiasta de los gadgets, yo lo soy, y aún así, he tendió esa sensación en tiendas de electrónicos y de otros artículos. Otro punto es que al perecer ibas sólo, eventualmente a muchas personas nos gusta visitar estos sitios acompañadnos para compartir opinión, además los que están ahí no esta socializando, están comprando así que ignoran la presencia de las demás personas y así es fácil sentirse solo entre toda esa gente. La oferta sólo acentuó la percepción del evento.
Saludos
Enrique Busquets
Cápsula de Tecnología
Xtrema 92.9
Manzaillo, Colima

Rogelio. El consumismo es el oxìgeno del capitalismo, es un cìrculo vicioso. Para que el capitalismo pueda mantenerse con vida se requiere de comprar, comprar y comprar. Para ello hay trabajar, trabajar y trabajar. Considero que es un punto importante de discrepancia entre el socialismo y el capitalismo. Varios de nosotros vivimos consumiendo y trabajando a todo lo que da, para pagar las deudas.
Saludos,
Abel

La queja es justa. Lo positivo es buscar remedio a esta sensación de saciedad y vacío tecnológico. El remedio: ir a un parque. Si no hay parque, juntarse con otros y crear un parque. Gracias por la nota.

Mi estimado Roger,estas es la vida en este mundo, los poetas lo puedan cambiar!!!

El poeta, educador y editor Ernesto R. del Valle (Camaguey, Cuba.(Reside en Estados Unidos), me entrevistó el 10/22/2010 y ha publicado la entrevista titulada”Elizabeth Errani Emaldi DESDE SU MUNDO INTERIOR” en Globedia, la Revista Literaria Guatiní, nterperiodismodigital y el blogpost Cuba Yarabeycuba.

http://www.interperiodismodigital.org/profiles/blogs/elisabetta-errani-emaldi-desde

http://delvalle-wwwrevistaliterariaguatini.blogspot.com/http://delvalle-wwwrevistaliterariaguatini.blogspot.com

también en:

http://www.yarabeycuba.blogspot.com/www.yarabeycuba.blogspot.com

en Globedia y en

Un abrazo,
Elisabetta

VIVIMOS EN UN MUNDO CONSUMISTA, QUE COSIFICA Y AISLA CADA VEZ MÁS Y MÁS A LOS INDIVIDUOS. PERO CADA UNO DE NOSOTROS TENEMOS EL LIBRE ALBEDRÍO DE DECIDIR HASTA QUE PUNTO UTILIZAR LOS AVANCES TECNOLÓGICOS PARA BENEFICIARNOS, SIN DESCUIDAR NI AFECTAR A NUESTRAS RELACIONES HUMANAS Y A NUESTRO ESPÍRITU. LAS COSAS NO SON NI BUENAS NI MALAS, TODO DEPENDE DE CÓMO SE UTILICEN. RECIBE UN SALUDO.

amigos todos, gracias por sus comentarios y puntos de vista. Yo sigo aquí, entre el asombro y el desencanto, justamente como lo es la vida misma. Abrazos, Rogelio

Javier Garibay Paniagua 26 octubre ,2010 a las 3:43 pm

Hola Rogelio es posible que no te acuerdes de mi, soy abogado y te conozco, en algunas ocaciones me acompañaste a hacer alguna diligencia del juzgado mixto (creo) o algún otro, creo que hace unos 23 0 14 años. Eras un jóven callado, introvertido, tu mirada parecía en ocasiones perdida, pero al platicar contigo se notaba que erqas un muchacho inquieto por lo que pasaba a tu alrededor.
Pasó el tiempo, deje de litigar y deje de sabwer de ti, hace unos 5 años supe de ti como un docto en literatura y pensado escritor, y la verdad me dio un enorme gusto. saber que una persona a la que tuve oportunidad de conocer es alguien importante en el mundo de las letras, alguien de quien siento orgullo y con el cual comparto el gusto por la literatura. Por el trabajo leo poco pero me gusta de ves en cuando echarle una ojeadilla alguna novela o cualquier otro género que me llame la antenció.
Vaya pues un afectuosos saludo a una persona que es alguien y triunfa en tierras lejanas,muy muy lejanas.

TAL VEZ PORQUE MI SENECTYD AVANZA, CADA AMANECER MI ATENCIÓN SE DEDICA A OBSERVAR. SUCESOS, AMANECERES , PALABRAS VERTIDAS CON EL OBJETO DE PONDERAR LO IMPONDERABLE,Y EL ATAQUE MASIVO DE LA PROPAGANDA COMERCIAL O DE DISTRACCIÓN DE PÉSIMO GUSTO ENTRANDO A MI HOGAR.FELICITACIONES POR DECIR NO. SALUDOS DE CARMEN

Apreciado Rogelio:

Quiero felicitarlo por su blog, y por su disciplinado afán de escribir. Sin duda alguna lo que describes no es otra cosa que el hombre asediado por la postmodernidad. Me preocupa leer en algunos comentarios una suerte de conexión, ya muy manida, entre tecnología, consumismo y capitalismo. No sé, ¿pero acaso deba recordar el excesivo consumismo que de la ideología marxista se hizo (y se hace) en los países comunistas? ¿Acaso Herta Müller pudo elegir otra ideología para vivir en la Rumanía de Nicolae Ceauşescu? Creo que el tema de fondo, Rogelio, es qué tan libre es el hombre de hoy, lo mismo para decidir no comprar un cacharro de última generación que no necesita, que para elegir una corriente de pensamiento. Un abrazo. Jerónimo Alayón Gómez.

Comentarios