Redes sociales

No sé si esto sea un sentimiento general, o empiece a serlo. Pero yo la otra noche le comentaba a mi mujer del desasosiego que empiezan a producirme las redes sociales. Una especie de cansancio que me hace pensar que ese gran invento del siglo XXI va, un buen día, a desplomarse como los techos de los viejos edificios. No tendría mucho que decir, salvo lo que ya sabe todo mundo. Es simplemente que a mí me gusta tocar a las personas, escuchar su voz, tratarlas para saber cómo son en realidad. Me da la impresión de que los amigos que tengo en facebook o lo seguidores en twitter nunca los voy a conocer en realidad. Me refiero a conocerlos de verdad, desde adentro de sus huesos, enteramente, y no esa imagen que proyectan en sus cuentas, en donde uno normalmente muestra esa cara, digamos, de retrato navideño. Yo estoy tal vez a meses de dejar no sólo facebook y twitter, sino también mi website y mis columnas en los periódicos y desparecer para volver a aparecer, en alguna esquina desconocida del mundo, nuevo, nuevamente. Pensaba que si no tengo el coraje suficiente para cumplir mi promesa, tal vez alguien menos cobarde podría desenchufar ese cable que conecta a todas las redes sociales. Que se caiga todo por una semana y que eso obligue a los usuarios a salir a las calles para preguntarse qué pasó con internet, en cafés o plazas, alrededor de fuentes, hablando del suceso, todo el día. Seguro que al cabo de una semana aprenderíamos otra vez a relacionarnos personalmente con los otros, y aunque las redes sociales volverían a funcionar, tal vez ellos, de propia mano, arrojarían el computador a la basura, y saldrían esta vez a la calle para reencontrarse con toda esa realidad que ya empezaba, sin quererlo, a darles la espalda.

AFmedios

Escribe un comentario en este artículo

15 comentarios en “Redes sociales”

Rogelio lo que plantea es muy extremo. Las redes son muy útiles para estar rápidamente informado. Es un medio de comunicación excelente. Tan excelente es que todos los periódicos quieren estar bien en twitter o en facebook. Es verdad que esa comunicación con familiares y amigos es impersonal,pero muchas veces he mandado un mini correo a mi hija que vive en Houston (Texas)porque le llega más rapido que el email,ya que las redes sociales avisan a la persona que tiene un mensaje.Es parte de la vida moderna Rogelio y que le vamos a hacer.

hassan (Marruecos) 26 agosto ,2011 a las 2:15 pm

Rogelio tu articulo me recuerda un poco el espiritu: “Reveindicacion del cuerpo” in el ensayo El escritor y sus fantasmas de Ernesto Sabato sobre la comunicacion entre personas. Son muchas decadas despues.Comparto tu sentimiento al respecto. Pero las redes sociales no dejan de ser un buen sistema de comunicacion epistolar de los tiempos modernos como dice Alfredo.

Casi todo es banalidad en las redes. Ojalá sirviera para transformar el mundo, no sólo para sacar al balcón el lado que nunca mostramos en nuestra conducta diaria y para escribir nuestro diario, como si a alguien le importara.

En parte estoy de acuerdo…además del tiempo que consume el Face (la única red social en que estoy, ya ya es bastante), la verdad es que se ponen ahí muchas boberías. Pero también me ha permitido encotnrar a amistades que creía perdidas para siempre…Give and take…

Hola,Roger!
Ya volvi : )/ .El facebook es util siempre y cuando sepas usarlo. Le decia a un amigo que a traves de el puede promocionar y publicitar sus servicios, pero que solo lo abra para tal funcion y nada de cosas personales, tambien que sepa elegir bien a sus amigos. Es verdad solemos poner fotografias donde salimos mejor que otras imagenes sin embargo dicha red no solo sirve para ser egocentrico-como medio de comunicacion de algunos – sino para COMPARTIR imagenes, informacion o sencillamente desea decirle a los amigos virtuales y reales QUE LA VIDA es sencilla.
Tu servidora desde aqui, una comunicad de nombre El Naranjo esta sentada esperando que el cafe con cafeina salga este listo de la cafetera y con tan solo alza su cabeza y mira al frente para ver el mar.
Un abrazo.

Te lo dije hermano, yo por eso no uso ni twitter ni Facebook. Y eso que estudié ingeniería en Sistemas Computacionales y tengo maestría en Ciencias de la Computación. La vida se saborea mas cada día a travez de los cinco sentidos, no a travez de la vista (sentado frente a una pantalla). Prefiero mil veces salir a decirle ¿cómo estás? a un extraño en la calle, que leer la vola de chismes de mi familia y amigos en Facebook. La vida es corta, hay que saborearla al máximo. Saludos Rogelio.

P.D. Ya se que me vas a regañar por haber escrito vola con “v”, jajaja pero así son los chismes, una “vola” de tarugadas… jajaja

Querido escritor:El hartazgo te llega porque lees tanta stulticia en la red,sin embargo ¿cómo sabríamos de tí que vives tan lejos si no fuese por la tecnología?,mejor date tus tiempos,auséntate un rato,para que puedas soportar el leer tantas sandeces.Tienes razón,es mejor ver,oír,oler,tocar y hasta gustar al prójimo,nomás que tus otros prójimos están aquende y tú allende el mar.
Aíslate escritor,manda a freír espárragos a la pc y pluma en ristre camina por NZ,respira tu soledad,así luego nos darás nuevos textos para nuestro gozo.Un abrazo !!

Añorar la soledad, cansarse de lo banal y volverse más introspectivo, son señalez de madurez. Sigue lo que te indique tu alma. Es importante. Va mi abrazo.

Julio César Covarrubias Mora 27 agosto ,2011 a las 12:25 pm

Excelente tu colaboración amigo Roger, invitación al uso responsable de las redes sociales, sin que signifiquen ¡para nada! pilar de la convivencia nuestra de cada día… Saludos…

Tienen mucha razón, las redes sociales a veces resultan asfixiantes y dependerá eso de cómo, cuánto y para qué lo utilices. Suelo aislarme de ellas, por algunos días, y luego vuelvo cuando necesito leer aunque sea banalidades. sin embargo observo que muchos publican cosas que sería mejor decirle a los otros en “vivo y directo”, por ejemplo, el caso de una adolescente que leí, en el que manifestaba que ese día estaba feliz porque su mami estuvo con ella y conversaron mucho las dos; porque mejor no decirle a ella directamente lo feliz que le hacía su compañía, eso alegraría mucho a la madre y podría repetirse la situación, además de repente la madre no visita ese sitio en internet.
Pero bueno no todo es malo, tengo amigos y amigas virtuales, que sé que tienen cuerpo y alma y con las que me comunico a menudo. Pero le entiendo Rogelio y realmente no hay nada como ver, oler, escuchar, en fin sentir a los otros.
Saludos desde Perú

No debemos confundir, amigo, Internet con las redes sociales. Tener un blog, un sitio, un correo elctrónico, nos permite comunicarnos, compartir, acercarnos a pesar de la distancia.

Internet es útil, y si se sabe usar, desechando la basura, es educativo, fomenta la cultura, nos contacta.

Las redes sociales sirven para aquellos que necesitan sentirse ombligos del mundo, mostrar sus aciertos y sus miserias, ciertas o no, para que todo mundo tenga algo que decir y les comente, aun sabiendo que tanto el que escribe como el que lee, mentirán su verdadera identidad.

No te vayas de Internet, te necesitamos. Pero si te vas de las redes sociales, yo, por lo menos, te aplaudiré.

Un abrazo yorugua.
Eliza

Una gran equivocación es confundir fin con medio, y eso viene pasando con las TIC, que de manera irracional, y jalonado por la sociedad de consumo, se han ido convirtiendo en un fin, cuando no pasa de ser un medio, una herramienta, un facilitador, en la búsqueda de los fines o proósitos de diverso orden. Quizás, ese comportamiento inconsciente es el responsable de las manifestaciones de tecnodependencia y la proliferación de vanalidad en el ciberespacio y las mentes.
Considero que es de personas inteligentes no permitir, por asuntos de moda o presuntos status, convertirse en simples objetos o peleles de la apariencia.

Querido Rogelio, las redes sociales son parte del desarrollo humano y sirven para cosas buenas y, como el resto de los inventos, también para deshumanizar. Ahí está el automóvil, el invento de la vida moderna por excelencia. Nos da comodidad y es eficaz para transportarnos, pero a muchos de sus usuarios suele transformarlos en bestias. Es lo que pasa con las redes sociales, que hay gente que las usa para banalidades tremendas, pero también han sido herramientas para revolucionar países, como fue el caso de los países árabes del norte de África. Tal vez, como se vio en Nuevo León ayer, también sirva en México para expresar desacuerdos que no sé hasta dónde puedan llegar.

Aprendamos a convivir con los dos mundos! ambos son MARAVILLOSOS!

Comentarios