Volver a casa

No hay nada como volver a caminar las calles donde aprendiste a caminar. Las calles donde aprendieron tus pasos a decir el nombre de los árboles, los jardines, los mercados, algunas taquerías, tu propio nombre. No hay nada como estos pasos que caminan, otra vez, arrodillados de tanta distancia, la avenida 20 de Noviembre o la calle Francisco I. Madero, desconocidos pasos ante otros igualmente desconocidos, casi extranjeros, como las aguas que vienen del sur. Pero no hay nada como empezar inadvertido y luego ir, poco a poco, levantando una mano para reconocer calles, árboles, jardines, mercados, algunas taquerías, tu propio nombre. Desde esta esquina de Madero y Gabino Barreda puedo ver, otra vez, los niños que juegan en la otra acera, pero también puedo ver al limpiabotas que, de un momento a otro, fija la vista en mí, me mira con la mano en visera como intentando saber si soy yo, el mismo de siempre, o tan sólo es, como de costumbre, mi pura sombra.

Ecos de la Costa

Escribe un comentario en este artículo

2 comentarios en “Volver a casa”

No es broma,me hace llorar leer eso.Yo siento todo eso pero es dificil expresarlo asi,escribiendolo,tu tienes esa capacidad.Me sorprende todo lo que ha sido tu vida,yo no sabia absolutamente nada de ti si te soy sincera.Siempre recordaba un punado de amigos de el colegio y entre ellos estabas tu,de veras,porque eran los buena onda,los alegres,los que daban vida a la escuela.Yo tambien siempre estaba de metida en obras de teatro y lo que se presentara en el colegio ya ves,tu si que realizaste tu sueno y te felicito,me da mucho gusto que hayas crecido asi y que sigas por lo que veo igual de sencillo y nada de creido como hay muuuuchos.

Franz Marquez Garcia 20 octubre ,2009 a las 12:47 pm

es cierto todo lo que dices rogelio, el volver a casa despues de estar auncente y vivir de recuerdos que tal vez nunca sucedieron, es todo aquello que podemos mirar y que a formado parte de nosotros o solo ha estado ahi por que asi lo tenia que ser, el sentarte a recordar y a mirar todo aquello en lo que un dia tu jugabas y soñabas con cosas que nunca se cumplirian, todo aquello en que creeias y podias hacer, como las personas cambian o mas bien finger ser otras personas y pierden esa magia de ser cuando intentan dejar atras todo aquello que los forjo y los ayudo salir adelante. Te mando un saludo y seguimos en contacto.

Comentarios