Boca suelta


La mejor señal de que la estrategia de comunicación implementada por el nuevo gobierno está funcionando es que a Diario de Colima no le gusta. Si a Diario de Colima no le gusta algo es que entonces sí funciona! Se quejan de que la Coordinación de Comunicación Social descoordina sólo porque no permite a Diario de Colima meter sus tentáculos “comunicativos” donde le plazca y a la hora que le plazca, pero se olvidan que no hay mejor cosa que acostumbrarnos de una buena vez a hablar nomás con la boca y no con los ojos, las narices, las orejas y los cinco pelos de la mano. No perdamos de vista algo: aquí lo esencial es que el Gobierno hable con la Sociedad y le diga lo que está haciendo y la Sociedad hable con el Gobierno y le diga si lo está haciendo bien o si lo está haciendo mal, e incluso lo recrimine o felicite por sus malas o buenas acciones, según. La función de la prensa, la radio, la televisión, etcétera, es nada más servir de canal para que ese diálogo se complete con la mayor fidelidad posible y nada de que no entendí bien, o dijiste algo diferente a lo que yo dije, o me estás cambiando los acontecimientos. Hay que agradecer que el nuevo gobierno se ha dado cuenta de que si tenemos una sola boca –y no dos como tenemos ojos o manos u orejas- es por algo. ¿Cómo nos veríamos hablando con dos o tres bocas al mismo tiempo, si las tuviéramos? La boca del Gobierno del Estado es la Coordinación de Comunicación Social, así es que de ella deben salir los mensajes a la sociedad, en ella debe confluir toda la información crucial que necesite decirle el Gobierno a la Sociedad y a ella deberán llegar todas las noticias que la Sociedad le envíe al Gobierno. Y así el diálogo debe fluir. Por eso, las diferentes secretarías de estado, a través de sus direcciones de comunicación, al fin sus cuerdas vocales, deberán seguir informando puntualmente sobre cada una de sus acciones a la boca que es la Coordinación de Comunicación Social para que a su vez ésta , a través de los respectivos boletines o de una rueda de prensa dada por el gobernador (la voz autorizada por antonomasia), envíe el mensaje a la sociedad, y así evitar que lo haga un dedo del pie, o una uña de la mano, o un codo, o la ingle. Si esto no le gusta a Diario de Colima, porque obviamente Diario de Colima es maliciosillo, pues al nuevo gobierno ni siquiera debe importarle. Y es que para hablar con la sociedad y decirle lo que está haciendo, a la boca del nuevo gobierno le quedan millares de alternativas comunicativas, incluida la de arrojar papeletas desde arriba de un helicóptero. Es más, el peor canal que hoy tiene el Gobierno para hablar con la Sociedad es Diario de Colima. ¿No se dan cuenta que cuando el Gobierno dice “azul”, el Diario de Colima escribe “amarillo”? ¿Y no se dan cuenta que cuando el Gobierno dice “mañana”, el Diario de Colima escribe “nunca”? ¿Y no se dan cuenta que cuando el Gobierno dice “no te voy a dar dinero”, el Diario de Colima escribe “pues te voy a seguir chingando hasta que se me canse la mano”? A ver: ¿quieres saber para qué sirve eso? Bien, yo te lo voy a decir: sirve para agarrar al Diario de Colima y darle tres patadas en el culo. Para eso sirve.

Ecos de la Costa

Escribe un comentario en este artículo

1 comentario en “Boca suelta”

Enrique Maldonado Hoyos 5 enero ,2010 a las 10:52 am

Bien Tete!!!! Me sacaste una gringada del alma (Yessss!!!!)

Comentarios