Corregir a Carlos Fuentes

Hace poco dijo Carlos Fuentes en Chile que la voz del escritor contemporáneo había descendido y ahora ya no ocupaba ningún lugar en la discusión social o política como lo fue en el tiempo de Pablo Neruda o en su propia generación, la del “boom”, en donde, asegura, a ellos (Fuentes, Márquez, Cortázar, Donoso, etcétera) les tocó contar una historia de América Latina que nadie había contado. Bien, sin extenderme mucho, habría que decirle al escritor Carlos Fuentes que se asome más a los blogs,  periódicos, suplementos literarios, revistas, novelas y libros de ensayos actuales para que vea que nada hay de cierto en tal afirmación. Hoy, como nunca, se está creando una conciencia de compromiso social de los escritores y poetas de las generaciones más recientes igual o mayor al de los auges dictatoriales del siglo pasado. Y esta emergencia se está dando precisamente porque la crisis social actual está generando, por ende, conciencias críticas con grados de compromiso social y político insobornables. Si bien ahora son células que apenas se están organizando desde el interior ante la nueva realidad, y no se han visto como una manifestación de “unidad” ya no a lo largo del continente sino de cada país latinoamericano en particular, también es cierto que cada vez más estas simpatías están entrando, todas, en un mismo cauce de lucha y manifestación. Ya no se lucha contra un dictador -un rostro, un nombre, al menos no todavía-, sino contra peores males: corrupción, autoritarismo, represión, inequidad, cánceres de múltiples rostros que se multiplican a todas horas y en cualquier lugar. Pero sí: las nuevas voces ahí están, en la discusión social y política, armadas. Y si en ello persisten, tendrá que llegar el momento -no pierdo la esperanza- en que sean validadas y, con ello, vuelvan a recuperar una de sus funciones más importantes: esa que tiene que ver con el cambio y el progreso de las sociedades.

Escribe un comentario en este artículo

1 comentario en “Corregir a Carlos Fuentes”

Que va Rogelio tienes toda la razon y lo de Caros Fuentes no lo habia escuchado pero pues nunca a sido mucho de mi gusto literario aun que reconosco que es de los grandes de mexico, pero en lo personal no me cae bien…jajaja, pero pues si esta equibocado, hoy mas que nunca los escritores, periodistas etc. su comentario ha crecido por la libre expresion que existe en nuestro pais, pero el que hablar tambien se atiene a las consecuensias. Personalidades como Carlos para mi en lo particular estan desconectados de la sociedad y de lo que acontese en este medio, ya dejaron de ser gente de pueblo(si el alguna vez lo fue) que v a a saber el de lo que acontese en las bellaz calles de mexico si no sale de su mansion.

Comentarios