Crisis sindicales en Colima: SUTUC y SNTE6

Los sindicatos existen para velar por los derechos de los trabajadores, pero también (¿por qué tendría que ser de otro modo?) para cuidar que sus obligaciones no se extravíen. Los líderes sindicales existen por los agremiados, y no a la inversa. Cuando la mayoría de los agremiados a un sindicato ya no se identifican con su líder, el líder pierde su razón de existir, y tiene –aunque siempre sea difícil- que aceptarlo. O se está al servicio de la mayoría de los sindicalizados o su liderazgo es, esencialmente, espurio. El peor error que puede cometer un líder sindical, por tanto, es intentar que los  trabajadores se sumen a su causa personal y no que él se sume, como debe ser, a la causa de sus representados. Parece una ecuación sencilla, pero esto fue precisamente lo que ocasionó la deposición del ex líder del SUTUC en Colima, Leonardo Gutiérrez, por un lado, y el truncamiento del proyecto sindical del ex líder del SNTE 6, Jesús Villanueva, por otro. A ambos, su propio gremio les dio la espalda. Al primero, Leonardo Gutiérrez, sus más allegados y gran parte de la comunidad universitaria renunciaron a continuar con una estrategia en la que prevalecía la cerrazón. Leonardo Gutiérrez hizo un buen trabajo como líder del SUTUC, pero luego de haber vistas truncadas sus aspiraciones a la rectoría intentó convertir una lucha de muchos en una lucha de uno solo: él mismo. El caso de Villanueva es similar: se le ha criticado el beneficio que brindó a un grupo muy reducido de sindicalistas, su círculo personal, y no a la mayor parte del gremio magisterial, depositario real del desarrollo y progreso del estado. Se pierde la esencia de la función y, por tanto, se pierde la función y quienes la llevan a cabo. Este es el caso de Leonardo Gutiérrez y Jesús Villanueva. Los nuevos líderes sindicales (Luis Enrique Zamorano y Javier Pinto, del SUTUC y del SNTE6, respectivamente) tienen una primera obligación: aprender de los errores cometidos por sus predecesores. Si los aprenden bien, no sólo no cometerán los mismos tropiezos, sino que además la primer labor que se impondrán será buscar unir todas las piezas que estos liderazgos dejaron desperdigadas (y en muchas ocasiones rotas) en el camino. Labor que también implica la propia inclusión de Leonardo Gutiérrez (para el caso del SUTUC) y de Jesús Villanueva (para el caso del SNTE 6) en el nuevo proyecto sindical. Porque si para hacer el todo necesitamos la unión de todas sus partes, Zamorano y Pinto no pueden prescindir de ellas, a menos que éstas, ya lo sabemos, insistan en dañar el todo.

Escribe un comentario en este artículo

2 comentarios en “Crisis sindicales en Colima: SUTUC y SNTE6”

la noticia esta deberian de manejarla de otra fgorma por todos sabemos x que quitaron a Leonardo lider sindicalt del SUTUC y no por que no servia sino x que y la razon es x que a la corrupta universidad no le convenia que estuviera aqui representando a los inuversitarios ya que el tiene papeles QUE DEMUESTRAN QUE LO QUE EL DEFIENDE ES ÑA VERDAD PERO SE UNIO OTRO CORRUPTO EL GOBIERNO MARIO ANGUIANO IMAGINA A QUE PODER SE ENFRENTA UNA PERSONA TRABAJADORA .

Y si tiene pruebas contundentes por qué no las hace públicas? O mejor aún, por qué no las hizo publicas en 2008 que estalló el conflicto o en el 2012 que tenía un poder real para derrocar al grupo Universidad?

Comentarios