De camino a la Cámara de Diputados

Será este 30 de marzo (mañana mismo) cuando arranquen las campañas electorales federales en nuestra entidad, esto es la batalla de los tres bloques principales (PRI-Verde Ecologista, PAN-PRD-MC y Morena-PT-PES) por encontrar un lugar en la cámara alta y baja de nuestro Congreso de la Unión, centro neurálgico del mayor quehacer político de nuestro país.

En una reflexión pasada hablamos de quienes contenderán por un lugar en el senado de la República, habiendo advertido que en quienes recaerían las mayores expectativas y serían los fieles de la balanza serían dos candidatos principalmente: Fernando Moreno Peña, por la alianza PRI-Verde Ecologista, y María Elena Abaroa López, por la alianza PAN-PRD-MC, habiendo quedado completamente desdibujado en esta contienda la coalición Morena-PT-PES, conformada por Joel Padilla y Griselda Valencia.

Pronto nos daremos cuenta de qué está hecho el electorado de darle el triunfo o al ex gobernador Moreno Peña o a la ex vicepresidenta de la FUNDECO Abaroa López. Toca hablar ahora de la ruta hacia la Cámara de Diputados que emprenderán, en una batalla que se impone realmente dura, los tres bloques ya mencionados: PRI-Verde Ecologista, con Mely Romero (primer distrito electoral) y Pico Zepeda (segundo distrito electoral), PAN-PRD-MC, con Martha Zepeda (primer distrito) y Alejandro Mancilla   (segundo distrito), y finalmente con la alianza Morena-PT-PES, con Claudia Yáñez Centeno (primer distrito) e Indira Vizcaíno (segundo distrito). Salvo Claudia Yáñez Centeno, el resto de los contendientes son rostros ultraconocidos de la política local, nada que pueda representar cabalmente una propuesta ciudadana, como se intentó hacer especialmente por parte de la alianza PAN-PRD-MC.

En el primer distrito la batalla se dará entre Mely Romero, Martha Zepeda y Claudia Yáñez Centeno, tres mujeres que han sido protagonistas, cada una a su manera, del nuevo escenario político local. La más institucional de ellas es, sin duda, Mely Romero. La más radical en su beligerancia política y social, Martha Zepeda. La más discreta aunque no por ello ha hilado fino en su participación política al interior de Morena es Yáñez Centeno. A Mely Romero el desprestigio priista no la ayudará nada. A Martha Zepeda la alianza la beneficiará, pues el PRD, instituto político del que proviene, está pulverizado prácticamente en Colima. A Claudia Yáñez el divisionismo de la coalición Morena-PT-PES (que al parecer se ha reventado ya) la perjudica más de lo que parece, por desfortuna, de lo contrario podría ser (como María Elena Abaroa) una posibilidad electoral cristalizable. Ante este escenario, me parece que Martha Zepeda se hará, de hacer una campaña creativa y con propuestas audaces, del triunfo.

En el segundo distrito, por su parte, participan dos hombres y una mujer: Pico Zepeda, Alejandro Mancilla e Indira Vizcaíno, esta última acusada de haber destruido todos los activos y positivos de la alianza Morena-PT-PES, incluso es acusada de vender la estructura de Morena al PES para poderse hacer así no sólo de la candidatura a la diputación federal del PES sino incluso de quedar en una posición envidiable en la lista de sus plurinominales. Con todo y por esto mismo, la oferta del segundo distrito me parece la menos atractiva, pero la más benéfica, en todo caso, para el candidato de la coalición PAN-PRD-MC, Alejandro Mancilla, a quien se le ven menos negativos que los que arrastra el propio Pico Zepeda (sobre todo por la marca priista que viene a ensombrecer a cualquier candidato) y la propia Indira Vizcaíno, a quien, como ya he dicho, su actuar de los últimos años, sobre todo de la última campaña electoral a la fecha (su paso por el gobierno del Estado, su renuncia a la candidatura al Senado, etcétera), no le ha beneficiado en nada a su credibilidad política. Lo dicho antes y que vale para hoy: nada está escrito.

El electorado olvida pronto y está presto a deslumbrarse de nuevo. Los políticos son arrojados en la mentira y sus secuaces, lamentablemente, en convertirlas en verdades, a fuerza de repetirlas todos los días, como ya lo hemos visto. Los que hacemos un esfuerzo por despertar la conciencia ciudadana no podremos (o podremos poco) contra los miles de espectaculares, spots de radio, comerciales televisivos, etcétera, que nos invadirán en los próximos tres meses. Sin embargo, como la vida es milicia, decía Cicerón, no claudicaremos, y estaremos atentos y reflexionando sobre lo que vaya sucediendo en la arena electoral, de la manera más objetiva e imparcial posible y siempre buscando (siempre buscando) que sea para el beneficio de las voluntades generales y del bien común, aunque ello nos cueste la animadversión –es inevitable- de algunos cuantos.

 

 

 

 

Escribe un comentario en este artículo

1 comentario en “De camino a la Cámara de Diputados”

Es lamentable que el PRD haya perdido el rumbo mi querido Poeta y que Morena tenga esas divisiones que le desgastan la mermada militancia. Estaremos atentos al proceso también acá en Jalisco. Coincido contigo, al PRI no le veo posibilidad en estas elecciones por tanto descrédito. Un abrazo cariñoso !

Comentarios