Diario de Colima, periodismo a la carta

Voy a leer un breve párrafo y luego preguntaré quién lo escribió: “debe reconocerse la oportunidad con que actuó el mandatario estatal para facilitar el adelanto de participaciones, toda vez que era francamente complicado que los municipios pudieran acceder a otro esquema de financiamiento para solventar su emergencia”. Ya sé que no lo podrá creer, estimado radioescucha. pero se lo voy a decir: es la editorial de ayer jueves del periódico Diario de Colima. Obviamente todos se preguntarán a qué se debe este giro radical de percepción periodística, pero a mí no me queda más remedio que decírselo. Ha sido tan innegable el trabajo realizado porla actual administración que Diario de Colima no ha tenido más remedio que arrodillares y pedir perdón. ¿Por qué se tardó tanto? Porque la  terquedad no tiene límites. Da gusto ver que un periódico del talante de Diario de Colima, que se jactó siempre – y ahí están sus lunes y jueves políticos- de denunciar las barrabasadas del gobierno estatal, hoy, en un acto de loable conciencia, enmienda el rumbo, se persigna y entra de rodillas hasta el pie del altar de la virgen de Talpa para darse cinco golpes de pecho. ¿Tanto le costaba reconocer a Diario de Colima que un periodismo sicarial y corrupto no lleva a ningún lado? ¿qué les dirá ahora a todos esos pobres articulistas (como Nicolás Contreras, como Milton de Alva) que utilizó como un trapo para sus fines aviesos?  Ahora el problema no es del gobierno estatal,  que es el que recibe estos lauros de Diario Colima, sino del propio Diario de Colima, a quien si bien es cierto que se le reconoce haber enderezado su actitud  hacia el gobierno estatal, no deja de seguir llevando él la consabida consecuencia: si antes nadie le creía a su periodismo de cabaret. Ahora:  menos. Lo más lamentable es que en ello arrastre también con el buen nombre que, a pulso, se ha ganado la administración actual, quien seguramente se estará preguntando: ¿valdrá la pena el riesgo?

Escribe un comentario en este artículo

Comentarios