Educar me late


Hace poco el secretario de Educación, Federico Rangel, dijo a los estudiantes del CBTIS 19: “no hay poder más transformador en la vida de una persona que la educación”. Y tal sentencia es, como se sabe, una verdad como un templo. Tengo la convicción de que si todos (no sólo el Gobierno, a quien culpamos hasta de que tiemble en China), sino todos (medios de comunicación, instituciones no gubernamentales, empresas y sociedad civil) dedicamos al menos un día al mes para reemplazar un mal hábito por una buena acción (el maestro dar bien sus clases, el contador revisar bien las cuentas, el político no mentir, el periodista no olvidar su lealtad hacia la verdad, la madre de familia inculcar a sus hijos la puntualidad escolar, etcétera), entonces ese día del mes notaríamos la diferencia y hasta podríamos acostumbrarnos a ella.
Aunque el secretario de Educación no me haya contestado los mensajes electrónicos que le he enviado (bueno, de paso digo que tampoco han respondido a mis peticiones los presidentes del PRD-Francisco Rodríguez, PAN-Raymundo González y PRI-Martín Flores), me ajusto a lo que en este momento el consenso apunta: que su labor es encomiable y que el gobernador no se equivocó al otorgar tal nombramiento. Y es que en lo que respecta al fortalecimiento de las instituciones educativas no podemos permitirnos errar.
Hace poco, por ejemplo, el Otago Boletín presentó a la nueva rectora (primera mujer, dicho sea de paso, en toda su historia) de la Universidad de Otago, elegida entre candidatos nacionales e internacionales. Me causó grata sorpresa saber por qué atributos se le eligió (lo que, por cierto, hace eco de las ideas vertidas por Salazar Abaroa en su último artículo, cuando habla de los “rectores académicos). Traduzco del inglés: “La doctora Hayne tiene un impresionante record académico, excelencia en investigación y enseñanza, probadas cualidades para la administración y la planeación, además de ser investigadora líder en el área de la psicología”. Esos que han empezado a sentirse rectorables, tienen que ir pensando muy bien en estos atributos porque, estarán de acuerdo el gobernador y el rector, pero sobre todo la sociedad en general, que nuestra alma máter es una institución crucial para el desarrollo y progreso de nuestro estado, y dado el paisaje que tenemos ahora, no podemos permitirnos errar también en el líder que habrá de conducir su destino. A los que piden a gritos que vuelva la calma a Colima, que acabe la violencia, que cuelguen a los políticos “corruptos”, los quiero ver luchando, ya casi en breve, por darle a la universidad y a la comunidad universitaria el rector que se merece: ¿acaso será mucho pedir?

Ecos de la Costa / AFmedios / Escucha este Paracaídas en La Mejor FM, 92.5 de tu radio, martes a las 8:30am.

Escribe un comentario en este artículo

3 comentarios en “Educar me late”

El maestro debe dejar de hacer como que educa (entre otras acepciones, «educo» en latín, «criar, alimentar») y el estudiante dejar de hacer como que estudia.

EL TRANSCURSO DEL TIEMPO LO EVIDENCIA, REFORMA TRAS REFORMA EDUCATIVA Y SEGUIMOS IGUAL O PEOR, MAYOR DESERCION DE ALUMNOS DE LOS PLANTELES EDUCATIVOS,PROFESIONISTAS QUE EGRESAN SIN SABER NADA……PRIMERO ES LO PRIMERO!!!…..SE TIENE QUE CAMBIAR EL CONCEPTO DE LOS MAESTROS DE CUMPLIR UN HORARIO SOLO POR CUMPLIR Y GANAR UN SUELDO…..DA TRISTEZA VER QUE LOS MAESTROS COMO EJEMPLO DE CIUDADANO EN LA SOCIEDAD SE ACABO,( QUE YA NO LO SON) SE PIERDEN ENTRE VICIOS, PACHANGAS O BIEN MANIFESTACIONES SINDICALES, LAS CUALES TERMINAN EN ACTOS BANDALICOS EN TODA SU CONOTACION…..!!!!
LA EDUCACION DEBERIA DE SER COTINUA……CON TODAS SU LETRAS.
ESTO LO EXPLICO RAPIDAMENTE ASI…..”SIN CALENDARIO DE EXAMENES” QUE SE HAGAN ESTOS SIN PREVENIR A LOS ALUMNOS, LOS CUALES “NO ESTUDIAN PARA APRENDER SINO PARA PASAR LOS EXAMENES”!!!! SI NO SE PROGRAMARAN LOS EXAMENES LOS ALUMNOS TENDRIAN QUE ESTUDIAR A DIARIO POR QUE NO SABRIAN EN QUE TIEMPO EL MAESTRO LLEGARIA A HACER UN EXAMEN, PERO EL ERROR EN LA EDUCACION EMPIEZA EN QUE SE PROGRAMA TODO, EMPEZANDO POR LOS MAESTROS, LOS CUALES NO ENSEÑAN MAS DE LO QUE LES MARCA SU PROGRAMA, EL CUAL SE ENCUENTRA AJUSTADO A SU HORARIO DIARIO O SUPEDITADO A LAS VACACIONES…..YA BASTA!!!!LA EXCELENCIA SE LOGRA NO EN DAR EL 100…..SINO EL 120%, SE LOGRA ENSEÑANDO MAS HAYA DE LO QUE MARCA LA BITACORA DEL PROGRAMA, SIENDO EJEMPLO EN LA CALLE, EN SU CASA, EN EL TRABAJO, EN LA PLAZA COMERCIAL ETC. QUE EL MAESTRO SEA CULTO, QUE LEEA Y SEPA NO SOLO LO QUE TIENE QUE ENSEÑAR AL DIA, LO QUE LE MARCA EL PROGRAMA A DIARIO, QUE SE PERMITA HACER EXAMENES RAPIDOS ORALES, OTRO CASO TRISTE A NIVEL UNIVERSIDAD, LOS MAESTROS PROFESIONISTAS NO ENSEÑAN SUS SECRETOS DE PROFESION, LAS EXPERIENCIAS DE LO QUE LA VIDA PROFESIONAL LES HA ENSEÑADO, NO LO DAN A CONOCER POR MIEDO A QUE LOS RECIEN EGRESADOS LES QUITEN EL TRABAJO…….QUE TRISTEZA….SEGUIMOS CON EL YUGO!!!!!

APENAS RECIBIDA DE MAESTRA, EJERCÍ EN ESCUELAS RANCHO DE FRONTERA. MIS NIÑOS ERAN TAN CARENCIADOS DE INFORMACIÓN, QUE ME PASABA HORAS PEGANDO LÁMINAS PARA MOSTRARLES LO QUE ERA LA GARITA DEL VIGILANTE O UNA PLAZA CITADINA, CONTÁBAMOS CON GRANOS DE MAÍZ Y TRABAJÁBAMOS SÁBADOS MEDIO DÍA.!VIVA LA ENSEÑANZA!, CARMEN

Comentarios