Javier Sicilia, bajo el fuego

Han sido ya muchos los que han opinado sobre la cruzada por la paz emprendida por el poeta Javier Sicilia. Unos han opinado a favor y otros en contra. Yo espero que los que lo han hecho en contra lo hayan hecho trayendo puestos los zapatos de Javier Sicilia. A Javier Sicilia le mataron un hijo, que no es poco. Esto es: lo mataron también a él. Aquellos que han perdido hijos en similares circunstancias no dudarán en suscribir esto que digo. O sea que lo que está haciendo Javier Sicilia es encomiable por partida doble: por un lado, tuvo que reponerse al dolor de un hijo muerto. Por el otro, ha tenido que resucitar de los muertos para emprender esta cruzada. ¿Es poco lo que ha hecho este hombre? ¿Debemos detenernos en si abrazó al presidente o no? ¿en si es de izquierda roja o de izquierda azul marino? ¿en si es católico protestante o católico sumiso o anglicano budista o lo que sea para entonces cortarle el brazo que ha levantado para pedir que México deje de ser un río de sangre? Ahora ya estamos en las ramas, y la presidencia de la República lo sabe. El asunto se diluye, y corre el riesgo de que muera como todo muere en mi país. El tema de discusión ya no es la guerra perdida que tiene el gobierno federal en contra del narcotráfico, sino si Javier Sicilia es de izquierda variopinta o de centro-izquierda azul. Si seguimos así, los únicos vencedores de todo esto serán los rudos. Como siempre.

Escribe un comentario en este artículo

16 comentarios en “Javier Sicilia, bajo el fuego”

De acuerdo contigo Rogelio, el país se cae y no veo el firmamento!!

Daniel Alarcón Osorio 3 julio ,2011 a las 7:47 pm

Madurez y fe profunda en que no somos animales, es el verso que el maestro Javier Sicilia lleva a cabo.

Lo más sencillo y lo inmediato es juzgar, todos sabemos hacerlo con una rapidez inusitada; ¿Cuántos en México pensamos en perdonar, en entender y en escuchar al otro?. Es verdad Rogelio, pues hasta yo mismo he sentido un frío por la espalda al ver la foto promovida por el gobierno: el poeta convertido en bandera y al político bestia fundidos en un un abrazo conciliador.

Concilio quizá sea la mejor palabra para entender el momento, aunque por delante quede todo un camino.

Quizá debamos hacer conciencia, quizá debamos perdonar antes que juzgar, eso siempre ha sido lo más sencillo y lo menos vinculador en el momento de empatizar con el otro.

Saludos hasta N.Z.
Ivan V.

desafortunadamente la información que nos bombardea en los medios y nuestra falta de criterio nos hace caer en el “divide y vencerás” ¿cuándo nos uniremos de verdad y pelearemos por lo justo? no nos merecemos vivir así

Completamente de acuerdo contigo, Rogelio. Hasta hay quienes se dan el lujo de desvalorizar la obra de Javier Sicilia. Por supuesto, que son quienes no la han leído, más bien, quienes no leen nada.

Otros opinan que se desentendía de su familia porque estaba en el Sudeste Asiático cuando ocurrió la desgracia. Todos los escritores viajamos mucho, es parte importante de nuestro trabajo: congresos, cursos, conferencias en Universidades, promoción de nuestros libros, conocimiento del entorno cuando se escriben libros de viajes o que sitúan al personaje en determinada región, etcétera. Algo que tampoco conocen quienes están alejados de nuestro oficio.

Javier Sicilia es una gran escritor, un gran padre, un gran amigo. He llorado con su dolor. Ojalá no permita que también maten su poesía.

Respeto, los comentarios de los demás, pero YO, si estoy de acuerdo con “La lucha contra el narcotrafico”. No soy Panista, ni Prista, no comulgo con ningún partido político. Se que por el proceso han muerto mucha gente inocente.

Pero en la Revolución Mexicana, también hubo muerte de inocentes, impunidad, abusos y mas. Esto fue de ambos lados, y la gente repudio todo esto y se quejo.

Lo mismo pasa ahora, y aunque en ese entonces muchos dicen que la revolución triunfo, por lo menos hubo avances y reformas y gracias a eso no vivimos como en esa época.

Yo solo espero que al final México sea el que gane. No creo erradicar el narcotrfico de México pero por o menos que ahora si sea perseguido y juzgado sin miedo.

Me parece que es momento de actuar. Yo efectivamente me sorrendí cuando vi el abrazo, pero creo que cuando haces un reclamo no es para divorciarte de las acciones d el otro, sino para hacerlas comulgar. Los errores se dan tanto en la izquierda como en la derecha, así sucede cuando hay afán de poder. pero cuando es el entendimiento el que guía las decisiones, la lucha por la justicia es improrrogable. Comparto completamente la posturade Sicilia y me gustaría, si me pueden aconsejar, de qué forma se puede acompañar este movimiento de reclamos y exigencia social.

Es verdad, en nuestro país lo importante se diluye, caemos en el chisme tonto porque la gente no sabe “leer” lo que pasa en el país, nos hemos convertido en puro chisme de bodevil y tv de espectáculos.

Sicilia ha mostrado ser un gran hombre. Un acto lo pinta de cuerpo entero, cuando en un mitin, al mencionar a Calderón, la multitud empezó a mentarle la madre y a gritar “muera Calderón, Sicilia dijo que ya basta de muertes, pero además que así empezamos, con mentadas de madre y después pasamos a los golpes y finalmente a las armas. Luego, fue al diálogo. Calderón, en medio del delirio, casi fuera de racionalidad, tuvo la brutal desfachatez de manotearle al poeta y de decirle “estás equivocado, Javier”. Pero Javier Sicilia no es ingenuo, lleva 15 años o más exigiendo el cumplimiento de los acuerdos de San Andrés en cada artículo que publica, además de otras demandas sociales. Doy mi voto de confianza por Javier Sicilia. Si Calderón no cumple o no hace caso al hombre que encabeza el movimiento social que mayor legitimidad tiene en este país, sólo estará cavando su tumba política y engrandeciendo su ya escandaloso desprestigio. Un saludo, Rogelio, gracias por tus notas.

La verdad es que como dice mi abuelita la muerte de tus padres te duele pero la de un hijo duele más. Yo creo que en nuestro pais y en otros la violencia se ha ido acrecentando cada día más al grado que ya no la podemos frenar, la humanidad esta escasa de valores mismos que nos han hecho egoistas y que cada quien vea por sus intreses, eso nos ha llevado a dividirnos y a no creer en nada a desconfiar de todo y todos. es tiempo de unir fuerza y de apoyarnos unos con otro a devolvernos la confianza que tanto la necesitamos. saludos.

Se necesita de mucha fortaleza para hacer lo que hace Javier Sicilia, admirable.

Lo que importa de veras es asociarnos a la lucha de Javier Sicilia. No está solo, no lucha solo. Estamos con él. Falta que nos organicemos.

LIC. J.REYES FLORES TAPIA 10 julio ,2011 a las 8:23 pm

FELICIDADES NUEVAMENTE AMIGO ROGELIO;TUS COMENTARIOS COMO SIEMPRE MUY BUENOS EN LO REFERENTE JAVIER SICILIA,LO DE LOS MUERTOS ES POR LA DELINCUENCIA ORGANIZADA, NARCOTRAFICO, ETC. PERO NO ES CULPA DEL PRESIDENTE DE MEXICO, AL CONTRARIO EL HA TENIDO EL VALOR DE ENFRENTARLOS.

He tenido la oportunidad de leer sus comentarios en Proceso (De Javier Sicilia) Lo que esta haciendo ojala y todos lo hicieramos, esta poniendo el dedo en la llaga en que el gobierno no cumple su cometido al no protegernos lo cual es su obligacion y para eso les pagamos… Solo espero que su valentia no sea coartada como la de muchos otros por criticar un sistema politico-judicial quebrado y ampliamente cuestionable.

Sea por cualquier motivo, pero gracias a DIOS que atraves del dolor de Javier Sicilia se hace temblar al sistema, por representar el dolor de todos los que han perdido un hijo bajo estas circunstancias solo que me gustaria que le hagas saber a el de mi parte que no se preocupe por modificar nada que no este en manos del hombre, más bien que lo deje en manos del unico ser justo que existe en este universo que nos creo a ti y a mi Rogelio, por supuesto que estoy con el y ojala que algún día yo tenga la oportunidad de platicar con el y hacerle saber que hay cosas más importantes que golpearse contra la pared y que lo único que va a conseguir es hacer más grande la herida. Te agradecería bastante si me pudieras proporcionar algún correo electrónico de Javier para mandarle cosas que lo van a confortar más.

Les comparto mi poema, dedicado a . . .

EL GRAN SICILIA

Que triste desgracia, la del gran Sicilia,
la pena de su alma, nadie reconcilia,
se fue su querer, su entraña, su ser,
ha perdido al hijo de su amanecer.

Su sangre, su vida, lo que era su huella,
pasó a ser motivo, un ángel, su estrella;
su amor, su pasión, convierte en palabra,
su quebranto llora, le duele lo que habla.

Expresar pausado, sensible, calmado,
corazón, un hueco apesadumbrado,
tragedia que empaña al hombre más fiel,
abrigo curtido que cubre su piel.

Un sombrero tapa su humilde cabeza,
del cerebro brota toda su entereza,
ya su pensamiento vaga por el mundo,
pregona justicia, la ley es su rumbo.

Adoptó el camino que lleva a la paz,
véanle su cuerpo, su barba, su faz,
sus pies, sus zapatos, que siguen en marcha,
sus ojos infaustos se llenan de escarcha.

Hoy, su sensatez, está más que alerta,
al gobierno pide . . . ¡por Dios, ya despierta!
la voz del poeta se vuelve exigente,
de su pecho brota reclamo valiente.

Más, nadie lo oye, ¿porqué nadie escucha?,
sus quejas al aire, ¿es vana su lucha?,
no teme amenazas, ni a la propia muerte,
él es guía y líder de conciencia fuerte.

Autor: Lic. Gonzalo Ramos Aranda
México, D. F., a 09 de julio del 2012.
Reg. INDAUTOR No. 03-2012-083012362100-14

Comentarios