Jorge Luis Preciado, nuevo coordinador del PAN en el Senado

La trayectoria del panista colimense Jorge Luis Preciado ha sido accidentada.
Tuvo un ascenso en los tiempos caciquiles de Moreno Peña, quien llegó incluso
a encarcelarlo, luego una caída (que lo hizo casi desaparecer del escenario
político y que lo llevó a emprender una bochornosa campaña publicitaria que
lo más propio sería borrar con lija) y, ahora recientemente, otro ascenso que
podría calificarse de meteórico: su nombramiento como coordinador del PAN en
el Senado, lo que lo convierte en un candidato natural del panismo colimense
para las elecciones de 2015. La polémica que desató Jorge Luis Preciado apenas
salir su nombre de entre las ropas del líder nacional panista Gustavo Madero
a nadie toma por sorpresa si consideramos no tanto el perfil del joven político
colimense sino el propio divisionismo del PAN
desde antes ya de que perdieran las elecciones pasadas.  Calderonistas y Maderistas
son solo la punta de lanza de un partido que tanto a nivel nacional como local se
encuentra abierto en canal y nadie sabe si sacarle los dentros, suturarlo y dejarlo
que siga muriendo o, de una buena vez, descuartizarlo y enterrarlo al fondo de una
fosa común. Esta jugada política ha venido a cimbrar, eso sí, los proyectos que
muchos panistas colimenses y sus satélites creían inamovibles. Ya no es, por ejemplo,
Virgilio Mendoza el único candidato del PAN para 2015. Ahora hay que añadir a Preciado.
Ya no será tampoco tan fácil la guerra sucia de un periódico como Diario de Colima, que
auspicia a Moreno Peña, enemigo imperdonable de Preciado. La labor que adquirirá Jorge
Luis Preciado en este momento, al menos en Colima, es la de un contrafuerte. Y eso, por
donde se le vea, nivela la balanza de las fuerzas políticas (buenas y malas) en el estado.
Esta es la urticaria que ha puesto a ladrar a los canes del periódico de Abajo.

Escribe un comentario en este artículo

Comentarios