La Sedesol-Colima: marcaje personal

El escándalo suscitado recientemente en Veracruz, en donde funcionarios de la Sedesol y autoridades electorales fueron acusados de utilizar programas sociales con fines electorales, ha levantado ámpulas en todas las delegaciones de esta dependencia en el país, incluida Colima. La alerta, obviamente, no es para menos: el mal uso de los recursos de la Cruzada Nacional contra el Hambre no sólo echaría abajo la credibilidad del llamado Pacto por México, que hoy ya naufraga, sino, sobre todo, la avanzada de reformas estructurales que se ha impuesto el gobierno federal desde el inicio del sexenio. Dirigentes del PAN y PRD han subido a tribuna para amedrentar al delegado de la Sedesol en Colima, Carlos Cruz Mendoza, con un “marcaje personal”.

 

No sé si a panistas y perredistas, que también tienen una cola grande que les pisen, les interese de verdad el hambre de los que menos tienen en Colima o simplemente no llegar a las elecciones de 2015 en desventaja (lo que sería muy reprochable), pero en cualquier caso es importante que Cruz Mendoza, también en la lista de los precandidatos priistas a la gubernatura, se asegure de que los apoyos sociales no tengan tintes políticos, y que las voces que saldrán de la dependencia a su cargo no serán “artilugios” mapacheriles.

 

Aunque nunca me gustó el mote “Cruzada Nacional contra el Hambre”, pues eso en el extranjero levanta suspicacias innecesarias, por lo menos esperamos que no sea para saciar fines puramente políticos.

Escribe un comentario en este artículo

Comentarios