La UdeC y el SUTUC: emplazamiento a huelga

Los problemas entre el Sindicato Único de Trabajadores de la Universidad de Colima (SUTUC), liderado por Leonardo Gutiérrez, y las autoridades de la máxima casa de estudios, representadas por el rector Eduardo Hernández, continúan. Hace unos días, el informe de la Auditoría Superior de la Federación (ASF) arrojó que no había irregularidades en lo que ha sido el principal conflicto entre estas dos instancias: el Fondo Social de Apoyo al Pensionado (FOSAP). En primer lugar, hay que decir que, lo queramos creer o no, la Auditoría Superior de la Federación es el máximo órgano de fiscalización que existe en el país. Transcribo su función, tomada de su propia página web: “La fiscalización superior, es decir, aquella de más alto rango y nivel, es un ejercicio complicado desde el punto de vista técnico, y requiere de mucho tiempo de trabajo. Debido a la magnitud, el volumen de las operaciones que se revisan, y su complejidad, la Cámara delega estas funciones en un órgano fiscalizador, dotado de autonomía técnica y de gestión, que informa a los Diputados, a las propias instituciones auditadas y a la ciudadanía, sobre lo que se ha hecho con los recursos públicos al término de un año: la Auditoría Superior de la Federación (ASF)”. Con respecto a la presentación de este informe sobre el FOSAP, el fallo radicó en la forma en que éste se dio a conocer a la sociedad colimense y a los universitarios. No debió haberlo hecho el diputado federal Miguel Ángel Aguayo, aunque sus funciones se lo permitían, porque con ello se dio la impresión de que fue él quien hizo la fiscalización y no un órgano fiscalizador dotado de autonomía técnica y de gestión que informa a los diputados. Si hubiera venido Juan Manuel Portal Martínez, auditor superior de la federación, o algún otro representante de la Cámara de Diputados, eso le habría borrado todo matiz político al asunto, habría quitado el estigma del ser juez y parte, y habría evitado, quizá, el emplazamiento a huelga surgido apenas unos días después del reporte de la Auditoría Superior. De acuerdo al líder del SUTUC, el emplazamiento a huelga no sólo incluye el tema del FOSAP sino también el aumento salarial y una cantidad significativa de violaciones al contrato colectivo de trabajo. El SUTUC está en todo su derecho a irse a huelga el 17 de marzo, de no llegar a ninguna conciliación con la parte patronal, pero también está obligado a aclararle esto a la sociedad: no fue el ex rector Aguayo López quién engañó a la sociedad con respecto al reporte del FOSAP, sino, en todo caso, nuestro máximo órgano fiscalizador del país

Escribe un comentario en este artículo

Comentarios