Las fortalezas del gobernador Mario Anguiano

Se van a cumplir seis años ya desde que el Otro PRI perdiera la gubernatura del Estado y seis desde que su más visible vocero, Diario de Colima, iniciara, con apoyo del ex gobernador Fernando Moreno Peña y sus cada vez más endebles huestes,  una guerra sistemática de desprestigio en contra de la administración de Mario Anguiano Moreno, quien ha sabido sortear con maestría los embates de sus detractores, sólo que, a diferencia de ellos, el arma que ha utilizado Anguiano Moreno no ha sido el lodo sino, por el contrario, el trabajo y los resultados, incluidos los premios que ha recibido Colima a nivel nacional e internacional por las mejoras que ha emprendido esta administración para eficientar todos los servicios que se brindan a la población. Diario de Colima ha querido crear siempre una percepción apocalíptica y se ha empeñado en regatear estos logros al gobierno anguianista,  con la idea de debilitarlo y hacerlo perder poder de decisión en los momentos cruciales. Uno de esos momentos cruciales es, precisamente, la disputa por la candidatura a la gubernatura por el PRI, que está ya por definirse. Es una verdad pública que el Otro PRI, que ahora se reorganiza para acaparar posiciones,  intenta imponer, con ayuda del centro, a Ignacio Peralta Sánchez, sobrino del director de Diario de Colima, aun cuando éste no haya obtenido buenos resultados en las encuestas, pues quien lo supera es el alcalde capitalino Federico Rangel Lozano (quien va a la cabeza) y la senadora Mely Romero (quien le sigue en segundo lugar). Con este fin, desde que se inició el proceso de selección del candidato el Otro PRI ha, por un lado, insistido en que se designe al candidato priista por medios antidemocráticos y, por otro, en restarle credibilidad y fuerza al gobernador Mario Anguiano para con ello quitarle voz y voto, todo esto con el argumento de que la gestión anguianista ha sido un fracaso y es necesario cambiar de estafeta, estafeta que debería pasar, claro está, al Otro PRI, que estaría representado por Ignacio Peralta en la gubernatura, Hilda Ceballos en la alcaldía capitalina, Enrique Rojas en la diputación federal por el I distrito, etcétera. Afortunadamente, la credibilidad de Diario de Colima es nula y las fortalezas del gobernador Mario Anguiano son evidentes, por lo tanto esperamos no regresar a pasados oscuros (que Diario de Colima, por sus deseos cumplidos, nos presentará como brillantes) y, en cambio, continuemos por el camino que iniciamos desde que conseguimos acabar con los cacicazgos fundados por Moreno Peña y compañía. No necesitamos mucho, por lo demás: sólo respetar la voluntad del pueblo.

 

Escribe un comentario en este artículo

Comentarios