Las piezas del ajedrez

Voy a tratar de ser lo más claro posible para no confundir a los lectores. En Colima llegó la hora de acomodar las piezas del ajedrez y cerrar filas. Ahora el paisaje está claro: la oficina de reclutamiento de los detractores del gobierno de Mario Anguiano es el periódico Diario de Colima. Ahí están los panistas (lamentablemente), está Fernando Moreno Peña y su Otro PRI, está el diputado Nico, y están invitando a la fiesta a dos miembros distinguidos de nuestra sociedad: el presidente municipal Ignacio Peralta (a quien le están dando a escoger entre Humberto Silva y Moreno Peña) y el defensor del pueblo Roberto Chapula de la Mora. No tienen necesidad de atender el canto de esas sirenas, así que todavía están a tiempo de levantar un muro y colocar las mojoneras necesarias para evitar enviar mensajes equivocados. Además, sabemos que Moreno Peña y su Diario de Colima sólo usan el guante y después lo tiran, y de eso ya tiene pruebas el propio Chapula de la Mora, a quien, dicho sea de paso, le profeso, y lo sabe porque fue mi vecino en La Viveros, un especial afecto. Tal vez sea este afecto el que me mueve a rescatarlo de las manos del monstruo. Lo digo así porque en el caso de los panistas y los perredistas (que ahora piden la destitución del mandatario estatal, y los ha secundado el propio Sánchez de la Madrid) su “trabajo” es estar en contra de todo lo que diga, no diga, haga o deje de hacer el gobernador o el PRI, pero esto no se explicaría en el caso del edil capitalino o del propio defensor del pueblo, quienes deben permanecer ajenos a la mercachiflería política. En fin. Del otro  lado de la trinchera está el propio gobierno del Estado, los priístas “originales”, el periódico Ecos de la Costa (qué mas da) y algunos otros partidos políticos simpatizantes (salvo el ADC, que quiere aliarse al PAN),  todos ellos intentando que el Otro PRI (cuyos tentáculos ahora abrazan al PAN al grado de no saber dónde empieza el PAN y dónde el Otro PRI) no vuelva a sus corruptelas, y entre ellas se incluye a la Universidad de Colima, institución que corre el peligro otra vez de ser secuestrada por estos bandoleros que tiene como caudillo el ex gobernador Moreno Peña. Obviamente, si se trata de cerrar filas, yo me quedo donde siempre he estado (aun cuando simpatice con ciertos militantes panistas y perredistas), y a esta trinchera espero que se alíen aquellos que ven los mismos e inminentes peligros. Por eso insisto en que el munícipe Peralta y el propio Chapula de la Mora no atiendas ese canto de sirenas si de verdad quieren, uno y otro, hacer algo por una sociedad que, hasta el día de hoy, sólo ha bailado con la más fea.  Y con respeco al gobernador Anguiano Moreno, yo le digo: no se raje, gobernador, ni dude un instante, que aquellos que ya perdieron una vez, a una segunda seguramente ya se están acostumbrando.

Escribe un comentario en este artículo

4 comentarios en “Las piezas del ajedrez”

j.ines rosales quintero 8 octubre ,2011 a las 1:22 pm

Como siempre excelente rogelio,soy un amigo de coquimatlan,que bueno que tus paracaidas caigan en tu tierra,creo que son semillas en campo fertil, !felicidades!

Venga mi Roger!

Judith Roman Suazo 9 octubre ,2011 a las 6:34 pm

Te leo, atinado siempre, y como siempre tambien, tienes mi afecto Roger..! Aun recuerdo al hombre de las dos cabezas 😉 Te felicito amigo!

Felicidades, creo que te debería nombrar “vocero de las cosas que alguien tendría que decir pero que no se anima”. Saludos

Comentarios