Los escritores y la inmortalidad

Los miro, desde este lado de la ventana, batirse en el coliseo todos los días y pienso: ni las columnas semanales en los periódicos, ni las publicaciones periódicas en revistas, ni las entrevistas de radio y televisión, ni la membresía a clubes o talleres literarios, ni las peroratas contraculturales, ni su proselitismo crónico, etcétera, etcétera, harán su obra ni más ni menos perdurable.

Escribe un comentario en este artículo

Comentarios