Los estudios del Presidente

Fuente: SinEmbargoMX

 

Hace poco el IFAI reveló que no tenía en sus registros información sobre los estudios del presidente de nuestro país, con lo cual se dio por sentado que éste carecía de certificación universitaria.

Si bien es cierto que ningún estudio universitario garantiza sabiduría (el mismo Octavio Paz no contaba con un título, pero nadie dudaría ahora de que era un hombre culto), sí es importante que quienes gobiernan nos den indicios de su formación intelectual, al menos en alguna de las áreas de su desempeño profesional.

Hobbes, en su Leviatán, creía (recordando a Platón) que los gobernantes deberían ser filósofos, porque de otra forma (dato curioso) los gobiernos que presidan serán arrastrados por la guerra civil.

Escribe Hobbes: “Y cuánta profundidad de filosofía moral se requiere en quien detenta la administración del poder soberano, estoy a punto de creer que mi labor resulta tan inútil como el Estado de Platón, porque también él opina que es imposible acabar con los desórdenes del Estado y con los cambios de gobierno acarreados por la guerra civil, mientras los soberanos no sean filósofos”.

El mismo Hobbes, en un capítulo anterior, afirma que para bien gobernar (como para ser un buen consejero) se requieren dos elementos imprescindibles: larga experiencia y sobrado estudio.

Aquel desaguisado en la FIL de Guadalajara, donde cuestionaron al hoy presidente Peña Nieto sobre sus libros favoritos, nos desveló algunos aspectos importantes con respecto a la formación intelectual del presidente y, por consiguiente, con respecto a la capacidad que tendría para gobernar, pero no pareció ser de mucha importancia para la ciudadanía.

En este mismo nivel está la mayoría de políticos que gobiernan México, desde gobernadores hasta presidentes municipales, pasando por los altos cargos de los poderes legislativo y judicial (y sólo basta ver la pila de videos con declaraciones de diputados haciéndose bolas al hablar de sus lecturas).

Lo lamentable es que, según información misma del IFAI, como para ser presidente no se necesita tener licenciatura o ciertas calificaciones, esos datos (para mí imprescindibles) no los tienen.

Es decir: no hay esperanza de que esto no vuelva a repetirse.

Escribe un comentario en este artículo

Comentarios