Los puentes del Tercer Anillo y la Comisión Técnica

Para hablar de los puentes del Tercer Anillo me colocaré cien años adelante, en 2111, y así podré decir que el Colima del 2011 estaba dividido por dos grupos contrapuestos: por un lado, los que perdieron la gubernatura en 2009 -llámese PAN o PRD, hoy desaparecido, pero, sobre todo, el “Otro PRI”, conformado por un grupo de políticos corruptos que se habían adueñado precisamente de medio Colima, incluido el norte de la ciudad) y, por el otro, el gobierno del Estado, cuyo máximo representante en aquel entonces había surgido de la “clase popular”, lo que jamás pudo ser aceptado por “los talqueados” del “Otro PRI”, a cuyo capo –gracias a la labor de historiadores y cronistas- hoy todos recuerdan con el mote de El Corrupto. El Corrupto, dicho sea de paso, tuvo como esbirros al dueño del extinto periódico Diario de Colima y a los hijos de éste, quienes, por carecer de talento –eran “niños fresas” a los que todo se les había dado “hecho”-, no pudieron continuar con el “buen negocio” del chayote. Aclarado lo anterior, el lector de ahora (seguimos en 2111) podrá saber que todo lo que hacía el gobierno en turno era contrariado por El Corrupto y sus esbirros. No estoy diciendo que el gobierno de entonces fuera el gobierno perfecto, ni que no hubiera cometido errores, pero de ahí a creer que absolutamente todo lo hacía mal es un despropósito. Conociendo a El Corrupto no me pregunten siquiera de qué lado hubiera estado de haber vivido en aquella época aciaga.  Para entrar en materia, pongo el caso de los puentes del Tercer Anillo, que en aquel entonces dieron motivo a los más enfebrecidos debates. El malogrado líder panista Raymundo González Saldaña declaró que la Comisión Técnica que valoraba la construcción de estos puentes estuvo formada “a modo” por el gobierno del Estado, sin darse cuenta que con ello estaba barriendo de un plumazo con el prestigio de sus integrantes, como el arquitecto Gabriel Gómez Azpeitia, entonces director de la facultad de Arquitectura, o el ingeniero Francisco Ventura, director de la Facultad de Ingeniería Civil, ambos de nuestra aún viva alma máter. Pero también lo hizo en contra del arquitecto Pedro Ureña, presidente del Colegio de Arquitectos, y del ingeniero Julián Verján, presidente del Colegio de Ingenieros. Con toda la comisión barrió, incluidos expertos que habían a su vez asesorado a estos especialistas, tales como los doctores en arquitectura Martha E. Chávez o Juan de la Cruz Tejeda. Si yo hubiera sido gobernador en aquella época, hubiera dejado a los locos hablando y me habría centrado en atender las recomendaciones de una Comisión Técnica de esta naturaleza, a la que nadie le pondría peros. Yo pregunto: ¿de verdad un profesional como lo fue Gómez Azpeitia hubiera tirado a la basura el prestigio que todos le reconocían en aquella época por darle el “sí” a la construcción de unos puentes elevados que tenían que ser subterráneos o viceversa? No sólo no lo dudo, sino que estoy seguro que no fue así. Lo que me alegra es que el gobernador, en bien de la sociedad colimense, le hizo caso a esa Comisión Técnica y construyó esos puentes. Lo único que le critico es que, por miedo o no sé qué, no haya seguido el consejo de la Comisión Técnica de derribar todos los fraccionamientos que construyó “El Otro PRI” en el norte de la ciudad producto de sus corruptelas y los repartió entre las gentes sin casa, que entonces abundaban. Si yo hubiera sido gobernador, seguramente los habría dejado encuerados a los cabrones. Y tan tan.

Periódico Ecos de la Costa / También puedes escuchar este Paracaídas en La Mejor FM, 92.5 de tu radio, el martes a las 8:30am.

Escribe un comentario en este artículo

2 comentarios en “Los puentes del Tercer Anillo y la Comisión Técnica”

¨los habria dejado encuerados a los cabrones y tan tan.¨….. asi de facil..

Porque siendo un poeta tan prestigiado y reconocido tienes que proyectar un lenguaje tan inapropiado y expresar un rencor viceral tan evidente, no crees que pierdes objetividad?, no crees que la autoridad moral que tienes se devalua?, yo leeo tus comentarios, algunos son aceratados y objetivos, pero otros de plano me decepcionan.

Comentarios