Medios de comunicación y redes sociales

Reflexionar sobre el uso que los medios de comunicación (y no sólo ellos, sino también los personajes públicos, empresas, etcétera) hacen de las redes sociales es ya inevitable. Hay mucha (y en muchas ocasiones) sesuda bibliografía al respecto.  Parece que la realidad real se mudó a la virtual, por encontrarse más cómoda. Eso parece. ¿Vivirá plena ahí? ¿Cuánto tiempo? ¿Será real el impacto que ejerce su virtualidad sobre la realidad real? ¿en y sobre cuántos? ¿no será una gran mentira todo? En Colima, por ejemplo, el diálogo que a través de las redes sociales (facebook, twitter, etc.) está estableciendo con la población el gobierno del Estado, a través de la coordinación de Comunicación Social,  es irrecusable. Yo me entero ahí, en muchos sentidos, de lo que pasa en Colima. E, incluso, de lo que no pasa. Basta un clic para no pasar indiferente al (a veces) tsunami de información. Veo menos enfocadas, hay que decirlo, a la radio y a la televisión del gobierno del Estado, a las que habría que inyectarles más recursos para poderlas hacer volar más alto.  Lo digo porque estuve ahí y, luego de olisquear un poco, pude comprobarlo. Sería inversión, no gasto, y esto ayudaría a que la administración actual no sólo informe por más vías a la sociedad sobre su labor realizada (que es una forma de ir rindiendo cuentas día a dia), sino de establecer un mejor diálogo con ella (su verdadera interlocutora), sobre todo porque hay medios de comunicación (Diario de Colima, por ejemplo, el más desquiciado) encargados de distorsionar la información, viciar el diálogo, y entonces sucede como cuando dos están hablando de cosas serias y un tercero llega a interrumpirlos a rebuznos. Una “comunicación escalonada” a través de las redes sociales, por ejemplo, permitiría que el flujo de información llegue hasta los oídos más recónditos. No es necesario ya un megáfono atravesando las avenidas y metiéndose por las ventanas de las casas. Con que esté informado, por ejemplo, el gobernador, y éste informe a sus subordinados, y sus subordinados lo hagan a su vez con todos los sectores vinculados a la sociedad y luego ese sector lo desparrame entre los suyos, es suficiente. Comunicación escalonada, pues. Bien utilizadas y con objetivos claros, las redes sociales son efectivas, pero solas no pueden hacer el trabajo. Todavía necesitan el factor humano. Porque no debemos olvidar que entre más profundos son los sentimientos y las ideas, más inasibles son para el lenguaje que los expresa. Por eso no hay que confiarse tanto en las redes sociales, en la virtualidad, porque para expresar esos sentimientos y esas ideas se necesita todo el cuerpo, cada uno de los huesos, los ojos y las manos, los dientes e incluso lo que nos rodea. Y la virtualidad, ya lo sabemos, se nos queda corta. A propósito de esto, mi hermano Héctor, con auspicio de la Secretaría de Cultura, me informa que ha organizado la conferencia “Redes sociales y medios de comunicación: la nueva cara de la sociedad mexicana”, que será impartida por la reconocida especialista Gabriela Warkentin de la Mora, mañana sábado a la una de la tarde en la sala audiovisual Alberto Isaac de la Casa de la Cultura. Sería una buena ocasión para expandir el debate, despejar dudas y, sobre todo, intentar llegar a ciertas conclusiones.

 

Escribe un comentario en este artículo

7 comentarios en “Medios de comunicación y redes sociales”

Fantastico post!!!Saludos desde Italia

No siempre comento Rogelio, pero disfruto mucho de tu mirada transparente e incisiva. Tu voz es necesaria por ser la voz de todos. Un abrazo.

De acuerdo casi en todo, Rogelio.
Javier

Tus comentarios llegan, desde luego por la vía del Internet. Lo que dices del voceo de las noticias como cosa anticuada, es cierto, pero hay que recordar que el Internet no está al alcance de todos en este bello México. No sé la situación en Colima, pero en Oaxaca hay una enorme cantidad de personas iletradas. Entre ellas están los totalmente analfabetas, los que lo son a medias y los que jamás leen nada. Toda esa gente recibe sus noticias por los megáfonos de las más de 500 municipios, por el chisme de sus vecinos y por radio o televisión comercial, si es que a su rincón de las sierras llega la señal. La sociedad de Oaxaca es además una cuya mayoría aprende desde la niñez a no cuestionar, no opinar y no intervenir en las decisiones de las “autoridades”.

Por lo que observo antes te puedo decir que a mí me preocupa que la comunicación por Internet, redes, etc., excluye en la práctica a toda la población indígena, por lo menos en lo que atañe a Oaxaca. Debo añadir que el problema no está sólo en que la gente aquí no lee, sino, lo que es peor, que no escribe. Claro que los que escribimos, somos un peligro…

Otrosí. Recuérdese que los indígenas de México son el 10% de la población, una proporción doble de lo que la ONU define como “significativa”.

María Cecilia Loor 28 enero ,2012 a las 8:20 am

“Parece que la realidad real se mudó a la virtual, por encontrarse más cómoda. Eso parece. ¿Vivirá plena ahí? ¿Cuánto tiempo? ¿Será real el impacto que ejerce su virtualidad sobre la realidad real?”
Podríamos decir inclusive que lo que no está en la web no existe. Pero no les pasa que cuando algo interesa, lo bajamos y lo guardamos para volverlo a leer. Es decir que lo convertimos en el texto convencional de nuestras bibliotecass. La instantaneidad de lo virtual es lo que me desajusta. Cecilia

Comentarios