Náufragos huelguistas

El movimiento de los universitarios en huelga de hambre, ahora sí, naufraga, luego de que en un comunicado sensato las autoridades universitarias se dieron cuenta, a tiempo, de los fines aviesos que animan a los huelguistas, quienes han convertido un asunto estrictamente universitario en un foro de beligerancia política del PRD y Morena, que pretenden sacar sus propios dividendos. El naufragio de …la avanzada huelguística (asesores y voceros incluidos) se empezó a atisbar, es importante decirlo, desde que cambiaron los argumentos por las injurias, luego de sentir el riesgo inminente de que la razón oculta de su reclamos (el control del SUTUC y no el FOSAP) fuera desvelado. Otro indicio de esto, que tampoco previeron los huelguistas, fue la forma en que replicaron a las acusaciones que ponían en evidencia pública la falsedad de su huelga. En lugar de responder con razonamientos contundentes y con una estrategia acorde a su formación intelectual, se pusieron a tomarle fotos a los huelguistas (del antes y el después, como las empresas que anuncian dietas para bajar de peso), con el fin de convencer a la sociedad de que efectivamente su huelga es legítima y los huelguistas sí han adelgazado. ¿Habráse visto? Es muy sospechoso que aquellos que aseguran tener la razón, y que se jactan de ser los despertadores de la conciencia ciudadana, elijan, como estrategia, dar lástima. Lo único preocupante es, y lo digo sinceramente, que la impotencia (que es cegadora y ese es su pecado) los lleve a cometer un acto de lamentables consecuencias, contra un ajeno o contra ellos mismos, como estuvo a punto de suceder el día que se malogró el diálogo entre los huelguistas y las autoridades universitarias. Espero que asesores y voceros de estos ahora náufragos del hambre no lo permitan, pues nada hay más importante -nada: ni la libertad, ni la justicia, ni el amor- que la vida, sin la cual ninguna de ellas podría gozarse.

Escribe un comentario en este artículo

Comentarios