Nueva dirigencia panista en Colima

El panismo local tiene nuevo líder: el aún alcalde de Coquimatlán Salvador Fuentes
Pedroza, quien, en la conferencia de prensa, se detuvo en subrayar el mayor
problema del PAN en este momento: su divisionismo. Fuentes Pedroza, por tanto,
fue enfático: “el PAN tiene las puertas abiertas para todos” y, más adelante,
puntualizó: “En Salvador Fuentes no hay un sentimiento de rencor contra nadie, a
pesar de todas las adversidades y las acciones tan perversas que unos hicieron
con el tema de las demandas”. Las declaraciones políticas van a contracorriente
de la realidad y, por tanto, deben entenderse a la inversa. Esto es: el PAN
efectivamente no tendrá la puerta abierta a todos y el dirigente político guarda
un sentimiento de rencor contra todos aquellos que emprendieron esas acciones
tan perversas contra él. Aunque esto sea así, el nuevo dirigente panista y sus
asesores mal harían en agravar las condiciones en las que, en este momento, se
encuentra el PAN rumbo a 2015. El trabajo para alcanzar la unidad debe ser
doblemente mayor comparado al del resto de los partidos políticos locales, pues
el PAN tendrá en contra no sólo a Pedro Peralta Rivas, perdedor de esta
contienda, sino a su mancuerna: el senador Jorge Luis Preciado, ambos confiados
en que el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación resuelva a su
favor las impugnaciones. Pero: ¿lo hará? En cualquiera de los casos, el PAN
lleva medio cuerpo fuera de toda posibilidad de aspirar a la gubernatura del
estado en 2015, salvo que realmente tenga las puertas abiertas para todos los
panistas, el dirigente no guarde ningún rencor y el candidato que contienda
tenga la aceptación no sólo de todos los balquiazules sino, sobre todo, de la
sociedad colimense en general. De otra forma, la gubernatura volverá a ser para
el PAN, como desde hace décadas, un espejismo.

Escribe un comentario en este artículo

Comentarios