PAN-Colima, la guerra por venir

La elección del PAN-Colima para renovar su dirigencia se dará este próximo 21 de septiembre, y no parece fácil. El registro hace unos días del regidor Pedro Peralta Rivas causó polémica entre un sector del panismo, principalmente en el actual dirigente del PAN, Raymundo González Saldaña, quien hizo público su rechazo a su candidatura. El principal argumento de González Saldaña es que el regidor panista es un priista encubierto y esto, obviamente, pone en riesgo el futuro del PAN en la elección de 2015.

 

Declaraciones similares, aunque más mesuradas, realizó la diputada local Gina Rocha, quien indicó: “yo lo veo como que no muy comprometido con el PAN, no es enteramente panista”. Si bien es cierto que a Peralta Rivas se le ha visto muy de cerca con personajes importantes del priismo local (con el extinto ex gobernador Silverio Cavazos, por ejemplo,  para nombrar el más emblemático), también es cierto que el actual líder panista, Raymundo González, se ha equivocado en la forma en que ha realizado estos señalamientos, por dos razones específicas: porque es el dirigente de su partido y, por tanto, debería ser el punto de equilibrio del mismo para evitar confrontaciones que dividan más a sus militantes y, además, porque él mismo es un aspirante a continuar dirigiendo los destinos del panismo local.

 

Si se trata de acusar a los panistas encubiertos de priistas, argumentos sobrarían para acusar al panismo federal de ser comparsa del PRI en la reforma energética o educativa, y entonces nadie estaría libre de culpa. Yo sí creo, en cambio, que el PAN en Colima debe constituirse como una fuerza auténtica y, en ese sentido, una opción política real para los colimenses. En este momento, el panismo en Colima se nos impone debilitado, saqueado por unos cuantos (no siempre los mejores) y en riesgo de quedar a la deriva. No es, pues, la elección de tal o cual candidato lo que salvará al blanquiazul, sino la búsqueda de un liderazgo que cierre filas, no que las rompa en mil pedazos.

Escribe un comentario en este artículo

Comentarios