Partidobiernos

Hace poco vino a Colima Humberto Moreira, presidente nacional del PRI, cuya autoridad moral no quedó por los suelos ese día en que fue acusado de corrupción, enriquecimiento ilícito, etcétera, sino ese otro en que dejó a su propio hermano en la silla de gobernador que él había ocupado previamente, tal como, guardando las proporciones, se ve que en Colima lo hará el espurio presidente de la FEC, Fernando Mancilla, con su secuaz Héctor Mágaña, al imponerlo como presidente de la sociedad de alumnos de Ciencias Políticas para luego hacerlo saltar a la silla presidencial de la organización estudiantil, todo esto con apoyo de Moreno Peña (quien, escúchenlo bien, va preparando estupendamente el camino hacia la sucesión rectoral) y ante la mirada indignada de cientos de estudiantes. Pero Moreira visitó Colima, decía,  en busca de la unidad del partido, que hoy, coincidentemente, está también en el gobierno. En la búsqueda de esta unidad, dijo, entre otras cosas, que haría lo posible para que el mandatario estatal, Mario Anguiano, limara asperezas con otro de sus miembros de partido, Moreno Peña, quien ha estado sistemáticamente criticando al gobierno del primero. Hubo muchas críticas a favor y en contra de que estas diferencias se zanjaran. Algunas de los cuestionamientos fueron: ¿será posible que Anguiano Moreno perdone todos los insultos que le profirio su compañero de partido?, ¿será posible que la soberbia de Moreno Peña se arrodille ante la del mandatario estatal? Las críticas olvidaron, sin embargo, algo que desde Nueva Zelanda se ve muy claro: ¿por qué seguimos pensando que el partido que gobierna es el gobierno? Es verdad que el gobernador Mario Anguiano es el priísta más importante del Estado, pero también es verdad que esto no debe mezclarse con sus funciones como gobernador, porque como gobernador gobierna para todos, incluidos panistas y perredistas, y con ninguno debe hacer distingos, mucho menos electorales. Como  gobernador debe ser tolerante a las críticas que le hace el ex gobernador Moreno Peña como columnista de Diario de Colima, siempre y cuando las haga en tal calidad, pero como priísta está en todo  derecho de partirle la cara, sacudirse las manos e irse por donde vino, porque quién podría perdonar que sea  un miembro de tu misma agrupación el que te ofenda de esa forma, sobre todo con críticas infundadas y que entran a ámbitos de la vida privada. La venida de Moreira vino nada más a confirmar esa idea que tuvimos durante los más de setenta años que gobernó el PRI el país y la mayoría de sus entidades federativas: que el partido es el gobierno. Esa idea es, ahora, anacrónica y requiere ser, por tanto, bien delimitada para asegurarnos que, en efecto, el actual gobierno, de filiación priísta en este caso, entiende las diferencias. El gobernador tiene, pues, que tener mucho cuidado cuando habla como priísta que cuando lo hace como gobernador, aunque yo creo que, para evitar confusiones, mejor debe asumirse como gobernador y procurar no aparecer en las celebraciones de unidad de su partido, a menos que también lo haga en las del resto de los institutos políticos.   Si Moreno Peña y Mario Anguiano quieren perdonarse y ser amigos en calidad de priístas, lo que veo difícil, adelante, pero lo peor que nos  pasaría como sociedad es que los ataques que hace Moreno Peña, en calidad de columnista de Diario de Colima, a Mario Anguiano, en calidad de gobernador, para obtener sus prebendas políticas, económicas, etcétera, logren, Dios nos bendiga, su cometido.

AFmedios/ También puedes escuchar este Paracaídas en La Mejor FM, 92.5 de tu radio, los martes a las 8:30 am.

Escribe un comentario en este artículo

3 comentarios en “Partidobiernos”

Me gusta mucho leer algo que por no se qué razones no podría escribir.
Tu muy acertada forma de entender los manejes y tejes de los políticos(que no de la política)hacen sentir que morbo es una buena forma de informarse. Saludos

LIC. J.REYES FLORES TAPIA 26 agosto ,2011 a las 7:19 pm

ROGELIO, YO ESTOY CONVENCIDO DE LO QUE ESCRIBISTE Y LO CONFIRMO PORQUE ME CONSTA QUE SE DIERON CON TODO!
Y QUE A FERNANDO LE MATARON SU GALLO(arnoldo ochoa).
YA QUE NO ME CONTESTAS MIS COMENTARIOS A TUS OPINIONES, ESPERO VERTE CAMINANDO POR LA CALLE MADERO EN DICIEMBRE!!

Rogelio:ahora que tocas el tema de mancilla, no se si recuerdas aquel grupo Morelos que en la época del rector Humberto Silva (1984 aproximadamente) trastoco los cimientos universitarios al revelarse e inciar una huelga de hambre Felipe Flores, que parecía cambiaría las cosas en la máxima casa de estudios de nuestro estado, e incluso algunos disidentes extranjeros veían con buenos ojos para un cambio y finalmente no cambio nada y un familiar de esos “luchadores” posteriormente fue brazo derecho de fernando moreno, me refiero a Adrian Lopez Virgen su hermano Federico que despues fue Director del Bach. de Tepames

Comentarios