Peña Nieto vs López Obrador: último round.

México está a poco más de una semana para definir la trayectoria que seguirá en los próximos 6 años.

 

Salvo que haya un fraude del tamaño de una risotada, la presidencia recaerá en uno de los dos candidatos punteros: Enrique Peña Nieto (PRI) y Andrés Manuel López Obrador (PRD).

 

Al día de hoy, el mal de parkinson que padecen las encuestadoras nos dan, como es lógico, más incertidumbres que certezas.

 

Aunque la mayoría de estas encuestas benefician a Peña Nieto, la realidad (incluida la virtual, que es donde más se puede palpar la renuencia al regreso del PRI) parece corroborar que es López Obrador el depositario de la transformación que todos los mexicanos buscan, por lo menos la de aquellos más informados.

 

No hay un solo día en que no aparezcan agravios y desagravios para uno y otro de los peleadores.

 

Hace poco irrumpió, por un lado, por ejemplo, el movimiento YoSoy132, que pronto puso en el banquillo de los acusados la labor perjudicial de las televisoras (sobre todo de Televisa, que ha venido impulsando la imagen de Peña Nieto desde hace tiempo), y, por otro, la Generación MX, que quiso ser contrapeso de YoSoy132, a quien acusaron de tener una avanzada antiPeñaNieto y no, en cambio, una postura apartidista, como lo habían perifoneado en un principio.

 

ProPRD o proPRI, lo cierto es que el papel de los jóvenes en estas elecciones ha marcado una impronta que, se espera, persevere más allá de las elecciones, aunque esto, lo hemos visto en otras ocasiones, sea poco probable.

 

La moneda sigue dando girones en el aire y, aun cuando el candidato que más alienta las esperanzas de cambio real sea López Obrador, nadie niega que tanto éste como Peña Nieto pueden defraudar cualquier expectativa.

 

Peña Nieto, rostro nuevo en mañas viejas, sigue representando todo ese pasado priista que tanto menoscabó al país, mientras que el latente mesianismo de López Obrador y su, en más de un sentido, tullida concepción de la izquierda, puede darnos un revés que termine por sepultar, ahora sí, toda posibilidad de transformación.

 

Los ánimos se caldean cada que alguien se pronuncia hacia uno u otro bando, como es normal. Sin embargo, hay que ser cautos, sobre todo en un país que ha probado una tradición de culto al caudillo.

 

Estamos en el último round (el número 12) y la pelea, por su complejidad, se encuentra cerradísima.

 

A mí me recuerda aquella clásica pelea de Julio César Chávez vs Meldrick Taylor, noqueado éste último por Chávez justo en el segundo quince del último round.

 

Los dos peleadores (Peña Nieto y López Obrador) están ahí también, con el rostro ensangrentado y las coyunturas rotas, sin darse tregua.

 

Pero: ¿quién será Taylor? ¿quién será Chávez?

 

Escribe un comentario en este artículo

1 comentario en “Peña Nieto vs López Obrador: último round.”

Exelente como todas tus publicaciones,me quedo con: “Peña Nieto, rostro nuevo en mañas viejas.”

Comentarios