Puentes

En Dunedin, mi ciudad neozelandesa, se planteó la necesidad de construir un nuevo e imponente estadio de rugby. Este estadio tenía que estar listo para recibir la Copa Mundial de Rugby de este año, lo que serviría para, entre otras cosas, “promocionar turísticamente la ciudad en el mundo”. Alguien podría pensar que “promocionar turísticamente la ciudad en el mundo” es una idea extraterrestre, y que hay “prioridades” mayores para gastarse los miles y millones de dólares que costará un estadio de rugby, pero esto es así. Bien,  ¿qué hizo el gobierno de Dunedin? Hizo lo siguiente: el gobierno de Dunedin nos envió a los ciudadanos un folleto en donde venía toda la información al respecto: qué se iba a construir, dónde, por qué, cuánto se iba a gastar, cuáles eran las ventajas (todas hechas por especialistas en los diferentes ramos que implican una construcción de esta naturaleza), cuáles las desventajas (entre ellas que tendríamos que pagar más impuestos, por ejemplo, durante los próximo diez años), quién lo construiría, etcétera. Yo tenía que leer toda la información y poner una cruz en el lugar de “estoy de acuerdo” o en el lugar de “estoy en desacuerdo”. Este folleto tenía que enviarlo un día preciso. Si no lo enviaba ese día preciso, violaría un artículo de no sé qué y, por tanto, me llegaría una multa. Esta consulta ciudadana la habían hecho porque se trataba, de verdad, de una cantidad realmente significativa de dinero, tanta que, como dije, tendríamos que pagar más impuestos durante diez años, así que leí toda la información recibida, puse mi tache en “estoy en desacuerdo” (lo que quería decir que prefería que ese dinero se gastara, no sé, en parques para perros o lo que sea) y regresé el folleto. Al poco tiempo, el gobierno anunció que, debido a que la mayoría ciudadana había estado de acuerdo con el proyecto y esto coincidía con los planes del gobierno mismo, el estadio se construiría. Yo pensé que se desatarían marchas y protestas, pero me asomé por la ventana y, como nunca vi nada, continué con mis actividades cotidianas. Ahora el estadio está por terminarse y sí es, de verdad, realmente imponente. Lo puedo ver, incluso, desde la colina de mi casa, a varios kilómetros de distancia. Se me olvidaba decir que para la construcción de ese estadio tuvieron que modificar todas las vialidades, incluida una sección de mi universidad, una gran biblioteca y una gasolinera, por lo cual tuvieron que construir un gran puente en un costado para permitir el mejor acceso a las comunidades de Port Chalmers. Para la construcción de este gran puente, dicho sea de paso, no hubo consulta ciudadana ni, mucho menos, alharaca política. Y yo creo que esto fue así porque, para este y todos los casos, las personas con un poco de criterio saben que lo accesorio tiene siempre que servir, sin que ello implique “servilismo”, a lo cardinal.

Colima Noticias/ También puedes escuchar este Paracaídas en La Mejor FM, 92.5 de tu radio, el martes a las 8:30 am.

Escribe un comentario en este artículo

8 comentarios en “Puentes”

Eso habla muy bien del grado de desarrollo civil y democrático de la sociedad neozelandesa. Por algo tienen una excelente calidad de vida en ese país. Ojalá que algún día nuestro México llegue a ese grado de desarrollo.

Yo vivo en los Estados Unidos, y aunque no tenemos la calidad de vida de Nueva Zelanda, estamos muy lejos, el otro dia me pasó algo que me gustó mucho: fuimos de paseo a una ciudad campirana en Texas, y de regreso del paseo, nos paramos a comprar unas frutas al pie de la carretera. Después de escoger unas que se veian muy sabrosas, me dispuse a poner el dinero en una caja que decía “coloque aquí su dinero”. El señor que vendía las frutas me dijo: “no pongas el dinero ahí”, “en esa caja pone el dinero la gente cuando yo no estoy en el puesto, ellos toman la fruta y ponen su pago en la caja”. Me dijo sonriendo: “la gente de aquí es honesta”. Le contesté: “qué suerte tienen”.

Ojalá que todos tuvieramos la suerte de poder saborear la honestidad. Es algo maravilloso. Saludos a todos.

[…] Así suceden las cosas en ciertas comunidades, querido Guedea, sin que me resulte fácil saber si son más o menos democráticas, mejores o peores. ¡Comparte!: […]

El problema de los puentes en Colima, no es, si se construyen o no, la realidad es que siempre son sacados de la manga para enriquecimiento de los gobernantes.

Si van a invertir 300 millones realmente se gastan 100 y el resto??.

El gobierno debería formar ciudadanos responsables, honestos y comprometidos pero como no se nota, prefieren invertir en obras impactantes para que digan que trabajaron. Administrar bien los recursos es lo minimo que deben hacer, es su obligación.

Hola, Roger, gracias por compartir lo que vives en Nueva Zelanda, ya que aun no tengo el gusto de conocerle. Se que de importa muchos perecederos por el puerto de Manzanillo de tal pais.
Por un momento me imagine a ti ensenandole a tu hijo y esposa la gran cosntruccion que se ve desde tu ventana tambien a un departamento pequeno donde supongo que viven a una gran altura. Y por supuesto que me senti orgullosa de un Colimense que transciende fronteras.
Me atrevo a hacer un comentaro de los dos realizados anteriormente:
No creo que en Estados Unidos De Norteamerica sea el unico lugar en Texas donde haya gente honesta, no, no, la hay en todos lados, es cuestion de conocerle, pero a veces no coincidimos en el mismo espacio por eso creemos que no existeo o que la que la hay es muy poca.
Por otro lado, el gobirno no debe de ” formar” que para eso existen las familias, el nucleo de la sociedad. El gobierno mal o bien hace tu trabajo, recordemos la frase trillada ” El pueblo tiene el gobierno que se merece”. Lo que pienso que debemos hacer es tener la valentia de hacer gestion social y no solo senalar con palabras sin accion. En verdad que si se puede, lo hemos hecho como asociacion civil sin fines de lugro, Escapistas AC. en un Manzanillo dedicado a la difusion y creaciones artisticas, princpialmente literarias.
Las acciones por muy pequenas que sean valen la pena hacerlas para un fin colectivo . Al gobierno municipal, estatal o federal solo ejecuta y nosotros como ciudadanos debemos vigilar, presionar y actuar para que lo haga bien.
Saludos y a trabajar por nuestro pueblo adoptado o natal.
Bueno, me atrevo a comentar

Hola Elsai: En ningún momento fué mi intensión comunicar que ese pequeño pueblo de Texas sea el único lugar del donde haya gente honesta. Me gustaría que mas gente compartiera experiencias de honestidad en todo el mundo, y especialmente de México, donde escuchamos tantas cosas negativas que nos hace falta cambiar nuestra perspectiva y llenar nuestra mente de cosas positivas también. Estoy completamente de acuerdo contigo en que hay que actuar para hacer un cambio, y sobre todo comenzar en la familia. Que bueno que estes haciendo tu parte en Manzanillo. Saludos.

Creo que la honestidad y la veracidad, es decir, no robar y no mentir, se aprenden en la familia. Quien lo enseña es generalmente el padre, que tiene que ser parte activa y presente en la vida de los niños porque esta enseñanza sucede, en general, en la niñez, antes de los once años. También creo que es cosa que se debe aprender como individuos, como personas que se van formando y que van a ser responsables únicos de sus actos. La honestidad y veracidad no se dan en grupos humanos en que el grupo va a tapar las actividades de un individuo, sino en grupos que precisamente presionan al individuo ante los otros. Nueva Zelanda, EUA, Canadá, son sociedades que educan a cada niño para que funcione por separado, como individuo. Luego se juntan los individuos ya adultos para decidir si se hace el estadio de rugby.

Ojala y en Mexico nos permitieran dar nuestro punto de vista y tachar estoy en TOTAL DESACUERDO… pero no sucede asi… en fin … saludos

aqui lo único es que cada quien tome su parte y su función y la cumpla no que ya cada quien vemos por los intereses de cada quien y nos importa muy poco lo demás cada dia nos hacemos mas concha, gritamos criticamos pero al final cuando hay que atorarle como se dice vulgarmente nos sentamos y no decimos nada solo agachamos la cabeza o no?. saludos.

Comentarios