Ruiz Visfocri, un pasado parcial

Se dice que de última hora, la ex presidenta del Tribunal Electoral del Estado, María Elena Adriana Ruiz Visfocri, logró colarse entre los nuevos consejeros del hoy Organismo Público Local (perteneciente al Instituto Nacional Electoral), causando con esto desencanto no sólo entre la clase política priista (la más afectada), sino en muchos sectores sociales, para quienes la entonces magistrada del Tribunal Electoral del Estado representa un peligro para la democracia local. Para aquellos que lo hayan olvidado, basta recordar que Ruiz Visfocri, siendo magistrada presidenta del Tribunal Electoral del Estado, anuló las elecciones de julio de 2003, donde competían Gustavo Vázquez Montes, representando la alianza PRI-PT-PVME, y Antonio Morales de la Peña, encabezando la alianza Todos por Colima, junto al PRD y la ADC. Las elecciones de aquel año funesto se vieron envueltas en una cantidad de escándalos y guerras sucias que incluyeron aquel macabro suceso en el que tres perros muertos fueron arrojados a las puertas del Congreso del Estado con los nombres del ex gobernador Moreno Peña, del extinto ex gobernador Vázquez Montes y del ex procurador de Justicia Sam López. Se arguía que una de  las causas de la anulación de la elección fue el intervencionismo del ex gobernador Moreno Peña, pero en realidad siempre quedó la percepción de que la magistrada presidenta Ruiz Visfocri había actuado de forma parcial en favor del candidato Morales de la Peña, quien finalmente perdería nuevamente la elección pospuesta para el 7 de diciembre de ese mismo año, resultando ganador Vázquez Montes, quien, dicho sea de paso, se quejó de haber sido obstaculizado en sus cierres de campaña por los entonces munícipes panistas Leoncio Morán, Nabor Ochoa, Elías Martínez y Daniel Guerrero. De lo sucedido en 2003, hoy vuelto a la luz en virtud del nombramiento de los nuevos consejeros electorales de nuestro Organismo Público Local, quedan dos enseñanzas básicas: la primera es que ha sido un error nombrar de nuevo consejera electoral a Ruiz Visfocri, por las razones antes aludidas, y, la segunda, que lamentablemente es evidente que las alianzas entre el PAN y el PRD no han logrado la fuerza suficiente para vencer al PRI en Colima, ni  aun cuando en 2003 tuvieron de su lado un Gobierno federal panista, con Vicente Fox a la cabeza. Habría sido ideal, pues, que el hoy Organismo Público Local empezara libre de toda sospecha antidemocrática, pues con el nombramiento de Ruiz Visfocri (de no ser revocado por la dirigencia priista, como lo ha informado) se podría esperar más de lo mismo.

 

Escribe un comentario en este artículo

Comentarios