Tres años sin Silverio Cavazos

Se cumplen ya tres años del asesinato del ex gobernador Silverio Cavazos, quien tuviera en manos una de las sucesiones a la gubernatura más polémicas y complicadas de la historia local pues lo llevó a enfrentarse con la élite política más dañina que, de igual modo, hemos tenido que padecer los colimenses por décadas y que ahora, de perder el control el gobernador Mario Anguiano, puede regresar. La democracia en Colima (en momentos demasiado endeble) le debe eso a Silverio Cavazos: haberse enfrentado con la vertiente despótica de su propio partido y, además, no haberse dejado arredrar por la dirigencia nacional del mismo, que en ese momento apoyaba a la corriente despótica. ¿Es poco eso? Así fue como llegó el gobernador Mario Anguiano, quien entró a Palacio de Gobierno vituperado por Diario de Colima y escupido por Fernando Moreno Peña y sus secuaces. Mario Anguiano: un gobernador que vino, lamentablemente para sus detractores, de un pueblo sin alcurnia y de un hogar sin prosapia, además del estigma de tener lazos con el narcotráfico.  Es muy fácil perder lo ganado, pero muy difícil recuperarlo, así que el gobernador Mario Anguiano debe recordar de Silverio Cavazos esa determinación y no creer en esas sirenas que ya empezaron (desde el aniversario del Diario de Colima) a cantarle, porque lo único cierto de esas sirenas es que están graduadas en traición y nadie, para decirlo en un ritmo que nos recuerde al gran poeta cubano Nicolás Guillén, queremos bailar ese son.

 

 

Escribe un comentario en este artículo

1 comentario en “Tres años sin Silverio Cavazos”

Eres POETA muchacho hermoso. Decir las verdades en letra de imprenta para que despierten la memoria histórica , para los que nomás lo piensan sepan con tu valiente pluma que hay muchos que se atreven a decirlo. Porque la Libertad , el libre albedrío, es casi lo único que nos dejan para ejercer. Un abrazo trasatlántico!!!

Comentarios