Universidad de Colima: propuestas para su porvenir inmediato

La Universidad de Colima tiene ya -bien para algunos, mal para otros- las piezas en su sitio. Hay rector electo: Eduardo Hernández Nava. Hay rector sustituto: Ramón Cedillo Nakay. Y hay nuevo secretario general: Christian Torres Ortiz. De aquí se desgranarán las diferentes posiciones estratégicas de nuestra alma máter en los próximos cuatro años. El rector electo ha mostrado no sólo disposición para que la comunidad universitaria no pierda su unidad sino, además, para ser incluyente con las propuestas encaminadas a beneficiar el proyecto universitario, vengan de cualquier frente, incluido (y lo pongo entre comillas) el enemigo. Que así sea, pues. Yo, tomándole la palabra, veo que éstas deben ser de dos tipos. Por un lado, las que tiendan a solucionar los problemas que hoy aquejan a nuestra máxima institución educativa, y, por otro, las que tiendan a impulsar su crecimiento. Aunque iré hablando de esto en futuras colaboraciones, me concentro, por ahora, sólo en las problemáticas más urgentes para la agenda del nuevo rector, que son: 1) Solucionar el problema del FOSAP, que sigue latente, 2) Aunado a lo anterior, eliminar las aristas entre SUTUC y rectoría, fundamentales para el logro de objetivos comunes, 3) Democratizar la FEC, legitimándola con un presidente que responda ahora sí a los intereses de los estudiantes, lo que, de paso, eliminaría la razón de ser del Movimiento Estudiantil Disidente y 4) Reformar la Ley Orgánica, que, se quiera o no, es un clamor general y, aunque no lo fuera, sus treinta años de vida exigen ponerla al día de los tiempos actuales pues, si la columna vertebral está torcida, los avances son puramente virtuales. Cuatro problemáticas parecen pocas, pero son bastantes si consideramos que tocan los ámbitos angulares del quehacer universitario. Si hay voluntad, no es poca la labor y se advierte difícil la sintonización de la terna Rectoría-SUTUC-FEC. Pero si no la hay, nuestra alma máter seguirá postergando, atenazada por los problemas de siempre, su desarrollo.

Escribe un comentario en este artículo

Comentarios