NUEVO POEMAS

Mano izquierda

Estoy escribiendo solo con la mano izquierda. Mi mano derecha descansa, herida, en el antebrazo de la silla. Escribo solo con mi mano izxquierda, justamente lenta, no sabe cómo colocar los acentos ni los signos de interroigsación. Lo ves. Escribe mi mano izquierda incluso con faltas de ortografia, errores de dedo, cielos que le caen encima, retardados de tanto extrañar la mano compañera. Escribir con la mano iozquierdsa solamente, dolida del esfuerzo, incompleta, es como ir por la calle sin el brazo de la mujer amada, su sonrisa a saber,...

Leer más » 0 Comentarios

lluvia ácida

encontraron el bracito de la niña debajo de los escombros/encontraron los cinco dedos de la manita y un anillo azul, bajo los escombros también bañados por la lluvia/ no encontraron ni la cabeza de la niña, ni encontraron tampoco su vestido de encajes, ni otro paradero/ su cadáver estaba ahí, en pie, bañado también por la lluvia, sediento de tanta agua/ los enfermeros le preguntaron al cadáver en pie su domicilio, sus apellidos, alguna razón o motivo de su existencia, pero el cadáver en pie de la niña enmudecía, apenas...

Leer más »

Las partes de mi cuerpo

Mi cuerpo no está completo si no anda el tuyo por ahí cerca. No está completa mi mano si la tuya no la hace escribir tu nombre o la lleva, de la mano, al jardín, o la acaricia en un callejón de sombras. Tampoco están completos mis ojos si los tuyos, tan míos, no están mirándose en ellos. Mis pulmones, mi corazón, mis labios no están completos si no respiran, si no laten o besan los tuyos, al menos, aquí en el cuarto contiguo. Lo mismo le pasa a mis...

Leer más »

Escribir contra la sombra

No es para ti, tirano, esto que escribo. Tampoco para ti, lacayo, este limón con salecita. Tiene otra historia esta mano que piensa. Otra historia esta mano que habla. Tú jamás lo entenderías, sátrapa. Y quizá ni el viento oscuro que te nombra, lo entendería. Y quizá, tampoco, esta época de ciegos que no quieren oír ni de sordos que no quieren ver, lo entendería. Mi voz es pájaro y no jaula. Mi voz es puño y golpea: pim pam pum. Para eso es que mi voz nace, nueva, cada...

Leer más »

Epigrama I

el poema social roto con su muñoncito de mano que le dejaron los contrarrevolucionarios o imperialistas de bombas homicidas ya no puede pelear/ aquí habría que suscribirlo: 1 de abril de 1974, y habría que abrir un expediente criminal, de una buena vez /e inmediatamente empezar a caminar las calles que dejaste, recordártelas con el muñoncito sin fuerza sin espada el muñoncito con el recuerdo de tu mano asida a la mano que fue: la que escribió en la postal enviada desde Japón, la que acarició tu espalda en la...

Leer más »

Un canto sin orillas

poema que va naciendo con la luz del pájaro, esta mañana, aquí, en el compás de lo imprevisible/ escritura que no conspira contra nadie y hasta en ello se equivoca/ ¿se equivocan acaso los que aman? ¿también los que no aman se equivocan? si ha dicho luz, ha dicho pájaro: esta mañana, aquí/ pero mejor si ha dicho lo imposible: el agua fría del surtidor que lo moja, el tierno verdor de tus ojos, una camisa de fuerza lo imborrable, ¿lo ha dicho entonces? ¿se quedó en la mitad del...

Leer más »