A contraluz: poéticas y reflexiones de la poesía mexicana reciente por Sandra Merrill

Fecha: 12 de Mayo de 2008
Autor: Sandra Merrill

La tradición poética mexicana, como la hispanoamericana en general, ha adolecido siempre de un sistema crítico a la luz del cual se pueda entender la evolución de su propio corpus lírico. En las últimas décadas (principalmente desde 1990 a la fecha) el interés de los nuevos poetas ha sido combinar actividad creadora, por un lado, y pulsión reflexiva, por otro. Este binomio (antes visible escasamente) se está convirtiendo en una constante dentro del devenir actual de la poesía en lengua española. Así, libros como A contraluz. Poéticas y reflexiones de la poesía mexicana reciente corroboran esta nueva inquisición. Compuesto de un prólogo escrito por los compiladores, Rogelio Guedea y Jair Cortés, poetas ellos mismos, A contraluz está conformado por quince ensayos de poetas-ensayistas mexicanos, la nota biográfica respectiva a cada uno de
ellos y una selección bibliográfica.
El prólogo, donde se encuentra la justificación del libro, es en sí mismo el primer ensayo que
aborda el tema. En él se aclara que el libro no es una poética en el sentido antiguo de la palabra, es decir, como preceptiva, sino más bien -como el subtítulo transparenta- son reflexiones sobre la poesía. A continuación, Guedea y Cortés presentan la relación que existe entre poesía y poética afirmando que, ambas “inquiere[n] sobre el misterio de la vida y la condición humana”; la poesía “es el despliegue de un pensamiento emocional, la poética [es] la puesta en escena de una emoción pensada” (8); las dos intentan llegar al fondo de la vida (10); la poesía es a un tiempo una poética; la poética es el puente de contacto con la “temporalidad y atemporalidad” de la poesía (12). Además de esta disquisición sobre poesía y poética, los compiladores ofrecen las razones por las cuales la producción de este tipo de obras es muy limitada. Por un lado, la poesía en general no es materia de estudio habitual de los críticos literarios y por otro, se desprecia el estudio de la poesía por considerarlo “innecesario y hasta dañino para la faena creadora” (9). Sin embargo, continúan, ha habido una gran cantidad de excelentes poetas-críticos y viceversa, incluyendo a un considerable número de mexicanos, entre ellos Alfonso Reyes, Octavio Paz, José Emilio Pacheco y Gabriel Zaid. Una de las consecuencias negativas de la insuficiencia crítica en México, según los prologuistas, es el desconocimiento de la producción de poetas mexicanos en otros países. En el prólogo, igualmente, se condensan en forma muy acertada los temas que cada uno de los colaboradores abordó; primero en cuanto al estado actual de la poesía y la poética (14) y, segundo, en cuanto al hecho poético visto desde la perspectiva del propio escritor (15). Encontramos en esta sección del libro la razón central de A contraluz: que mediante los ensayos de estos poetas se inicie una discusión sobre el estado actual de la poesía mexicana. En conjunto, el prólogo es, en sí mismo, una excelente introducción al tema sobre el que reflexionarán los autores antologados y la importancia de este material.
La delimitación de los poetas se hizo con base en lo que consideran como ” ‘poesía joven’ o ‘poesía actual’ ” (13); sin embargo, no se nos aclaran las particularidades de este corte generacional. De cualquier modo, por el propio linde cronológico, se puede reconocer que los quince poetas seleccionados nacieron entre 1960-1975. Pero ¿por qué sólo se incluyen autores jóvenes? Primero, proponen Guedea y Cortés, porque la poesía mexicana se encuentra “en uno de sus puntos más interesantes” (13) y porque debido a la falta de crítica-poética, estos, los poetas jóvenes, no tienen aún un código que pueda establecer un puente entre ellos y los poetas de épocas anteriores. Así A contraluz pretende dar inicio a la formación de este código ausente en la poesía mexicana actual. Este objetivo se logra con los textos de Jorge Fernández Granados y Jorge Ortega, principalmente. Es de alabar el hecho de que se incluyan poetas de un amplio

espectro del territorio mexicano: desde Baja California y Nuevo León hasta Quintana Roo, pasando por San Luis Potosí y Aguascalientes; así como el haber incluido representantes femeninas (Ofelia Pérez Sepúlveda, Roxana Elvridge-Thomas y Cristina Rivera-Garza).
Las ideas fueron solicitadas mediante un cuestionario-guía que se les proporcionó a los poetas para “explorar y explotar puntos de discusión que abarcaran aspectos como el de la escritura de la poesía en México, el contexto y las circunstancias en las que esta se desarrolla . . .” (14) Al leer los ensayos se puede constatar la seriedad y la prolijidad con que los colaboradores dispusieron el tema que se les propuso, ya que cada uno penetró y profundizó en él sin reticencias intelectuales ni complacencias críticas. En algunos casos, la lectura de los ensayos se hubiera beneficiado de la inclusión del cuestionario enviado; sin embargo, como aclaran los compiladores, no todos los poetas lo siguieron a la hora de plasmar sus ideas en torno al fenómeno poético. Aunque algunos de los poetas, según parece, contestaron sistemáticamente las preguntas que les fueron enviadas, otros bordearon el esquema tradicional y prefirieron tratar temas tan diversos y prácticos como los problemas de difusión de la poesía en México (Mario Bojórquez), su importancia en la sociedad (Ofelia Pérez Sepúlveda), o su relación con el béisbol (Daniel Téllez) hasta los más escurridizos, como la inspiración y creación poética (Javier España, Ricardo Venegas, Luis Armenta Malpica y Carlos Adolfo Gutiérrez Vidal, para mencionar algunos). Sin embargo, a pesar de la variedad de enfoques presentados, todos se enlazan coherentemente para darnos una visión de conjunto de la situación de la poesía en México.
Sin duda este tipo de libros son fundamentales para comprender no sólo el estado actual de la
tradición poética mexicana sino, sobre todo, para abrir puentes de diálogo con otras tradiciones distintas a ésta, con el fin de buscar –con esto- nuevos sentidos y lenguajes para entender las diversas dimensiones y niveles de la poesía española.

http://old.www.iup.edu/spanish/hj/vol_28_2.htm

Escribe un comentario en este libro

Comentarios