Libro “El crimen de Los Tepames” + entrevista a Rogelio Guedea, por Gabriel Revelo

Durante la pasada Feria Internacional del Libro de Guadalajara, tuvimos la oportunidad de platicar con el escritor Rogelio Guedea, a raíz de la publicación de “El Crimen de los Tepames”, su nueva novela.

El Crimen de los Tepames narra una serie de acontecimientos ocurridos a principios del siglo pasado en Los Tepames, Colima, y que desembocaron en el asesinato de los hermanos Marciano y Bartolo Suárez, miembros de una de las familias más famosas de esa comunidad y que entonces eran propietarios de un conjunto de tierras muy deseadas en la región.

Para investigar esta serie de crímenes que marcaron a Los Tepames, aparece en escena el secretario oficial de la Procuraduría de Colima, Abel Corona, que se convierte en agente del ministerio público para investigar lo ocurrido. Este personaje, famoso por aparecer en otras novelas de Guedea, se verá inmerso en una historia en la que no existe división clara entre los buenos y malos, y en la que además abunda la corrupción entre las autoridades.

Conforme se avanza en las páginas de esta novela, entendemos que en Los Tepames todos aquellos que saben algo sobre el caso de los hermanos Suárez deciden callarse o huir. Es en este juego de falsos culpables y giros de tuercas inesperados, en los que se confirma el talento que Guedea tiene para las novelas policiacas. Lo más fascinante es que esta historia ocurrió en realidad, y aunque fue ampliamente analizada por varios historiadores, nunca se le había dado el enfoque al que llegó Guedea valiéndose de la ficción.

Hablar más sobre la trama y senderos que se tejen con este libro podría estropearle la experiencia al lector. Finalmente, mientras menos datos se tengan sobre una novela policiaca previo a su lectura, mayor será la experiencia de verse inmiscuido en las entrañas de la intriga y el misterio.

El Crimen de Los Tepames
Rogelio Guedea
Literatura Mondadori

crimen_tepames_2_

Junto a las novelas Conducir un tráiler (2008) y 41 (2010), El crimen de los Tepames completa la “Trilogía de Colima”, con historias sobre el estado en el que nació Guedea, quien intenta plasmar en ellas un poco del encanto que posee nuestro país.

Esto fue lo que charlamos con él hace unas semanas en la FIL Guadalajara sobre su más reciente novela y sus planes a futuro.

Sopitas.com: Muchas gracias por esta oportunidad de hablar sobre El Crimen de los Tepames con nosotros. Toda historia nace de una idea en especifico, ¿cuál fue la que detonó este libro?

Rogelio Guedea: Este libro lo detonó el simple hecho de que es un acontecimiento real, un crimen que sucedió en 1909 y que he venido escuchando desde que era niño, las versiones de uno, las versiones de otro, etc. Entonces tuve la oportunidad de ver el expediente criminal sobre este hecho. Empecé a leerlo y la verdad me fascinó lo que estaba implicado, sobre todo porque el crimen sucedió en un pueblo de entre 3 mil y 5 mil personas, pero tuvo tal resonancia nacional, que el presidente Porfirizo Díaz envió un detective privado para enterarse sobre qué pasaba con estas dos familias que prácticamente estaban matándose, sobre todo porque en ese momento se decía que el autor intelectual era el entonces gobernador de Colima, Enrique O. de la Madrid, abuelo de Miguel de la Madrid.

Muchos historiadores habían hablado sobre el tema y dieron sus conclusiones, pero yo tuve una posición diferente y es la que ofrezco en El Crimen de los Tepames: un enfoque desde la ficción, pero basado en hechos históricos y contundentes desde los que escribo esta novela. Digamos que esta historia es la columna vertebral, la novela tiene muchas cosas más, pero al final de ella doy mis propias conclusiones.

tepames_rogelio

Sopitas.com: Y en estas conclusiones ¿te llegaste a guardar algo, o en el libro aparece todo lo que averiguaste?

Rogelio Guedea: En realidad todo lo que supe está en el libro. En ese sentido fui muy honesto porque al final del día es un asunto muy complejo. Soy abogado y trabajé en un Ministerio Público, esta experiencia, además del poco o mucho conocimiento que tengo sobre la realidad de mi país y el modo cómo se maneja la política -con discursos que se manejan de dientes hacia afuera y lo que se calla-, pude hacerme de mis propias conclusiones, las cuales están en la novela, y bueno, no las voy a decir pero con ellas cierro el libro.

Sopitas.com: ¿Por qué crees que hay un nuevo boom de la novela policiaca en México? ¿Es por el tema de inseguridad que se puso de moda, o es un género que siempre ha estado ahí, pero que a raíz de la situación por la que atraviesa el país apenas se está prestando atención? También me interesa saber por qué te inclinaste por este género.

Rogelio Guedea: Me incliné por el género policiaco por una simple y sencilla razón: yo fui investigador del Ministerio Público por cinco años. He sido siempre un escritor al que le ha gustado hablar de las cosas que conozco, el hecho de ser abogado criminalista siempre me apasionó y yo quería contar algo al respecto. Ésta es parte de una trilogía formada por una serie de novelas que tienen que ver con el mundo judicial.

Ésta, como las otras dos novelas es demasiado heterogénea, y en realidad las historias de crímenes son los pretextos para contar una diversidad de cosas que a mi me parecen interesantes alrededor del tema de la violencia que impregna este tipo de género, pero que tienen mucho que ver con mi país. Esta historia prácticamente se recrea en un mercado, me interesó mucho una novela como ésta, aunque también la oleada de violencia que vive México y la crisis por la que atraviesa es un caldo de cultivo para este género.

Sopitas.com: Esta novela ocurre en Colima, estado en el que naciste y al cual conoces muy bien. ¿Cómo lo ves actualmente?

Rogelia Guedea: Mira, yo tengo una doble apreciación sobre Colima. Vivo en Nueva Zelanda, por lo que normalmente “leo a Colima”. Los medios de comunicación en muchos sentidos son muy sensacionalistas, de pronto nos pintan un Colima atroz, pero cada que voy lo encuentro como siempre: un estado tranquilo que ha sido golpeado por el narcotráfico pero no como aparece en los medios de comunicación. Colima sigue siendo para mí un lugar apacible con respecto a otros estados de la república como Tamaulipas, que realmente está siendo muy afectado por la violencia.

tepames_rguedea

Sopitas.com: ¿Has pensado en aventurarte en otros géneros y hablar de otros temas?

Rogelio Guedea: Creo que es una convicción. Siento que todas las palabras, aún cuando están en un papel y con tinta, llevan impresa una parte de tu sensibilidad. En mi caso, escribo las novelas estando enferbrecidamente apasionado, si la tinta no se impregna de eso el lector lo nota. Ahora estoy escribiendo la trilogía de la infancia de Abel Corona para Macmillan, serán libros para niños. De alguna forma, la infancia de Abel Corona es la mía.

De esta trilogía infantil ya se publicó La Mala Jugada y vienen dos más. Luego, cuando los niños que las lean crezcan podrán leer la Trilogía de Colima y podrán completar la vida de este personaje. Con esto se completaría una sextalogía.

Sopitas.com: Qué interesante, ¿qué te llevó a escribir para niños?

Rogelio Guedea: El que me llevó a escribir para niños fue mi hijo. Normalmente vivimos en Nueva Zelanda y llevamos libros infantiles para que los lea en español. Se nos habían terminado los libros y entré en una crisis terrible porque me gusta que mi hijo siempre esté leyendo en español. Empecé a escribir esa novela capitulo por capitulo y cada semana le daba uno para que lo leyera. Él leía el capitulo y yo le preguntaba qué le había parecido, a la siguiente semana le entregaba el otro y así, hasta que terminé la novela y se publicó. Fue un proceso de escritura interesante.

guedea_122

Sopitas.com: Me llama mucho la atención que vivas en Nueva Zelanda. ¿Qué te llevó a instalarte ahí? Y claro, es inevitable preguntarnos si algo de aquel lejano país se ha impregnado en tus novelas o ha cambiado tu punto de vista sobre la vida.

Rogelio Guedea: Me fui a Nueva Zelanda como profesor y ahora dirijo una cátedra de Literatura Latinoamericana, así como el programa de español en la Universidad de Otago. Obviamente lo que me ha dejado estar en Nueva Zelanda es darme cuenta de las cosas más genuinas de nuestra cultura. La Trilogia de Colima no hubieran sido posible sin Nueva Zelanda, pues en ella impregné mucho de nuestra cultura, por eso he puesto el mercado como uno de los escenarios donde ocurre la historia, o lo rural, los pueblos, toda nuestra riqueza oral que es impresionante, o todo el aspecto de la comida mexicana. Es decir, en mis libros está todo lo que no he visto en Nueva Zelanda, o en otros sitios donde he vivido como Japón o España.

El crimen de los Tepames es una novela que también habla de la identidad mexicana, nos cuenta cosas que tú y yo conocemos y que nos resultan familiares, pero que para el extranjero resultarán fascinantes, porque son las cosas que más nos distinguen como mexicanos, como cultura.

Sopitas.com: Muchas gracias por estos minutos Rogelio, seguiremos echándole un ojo a esa sextalogia.

Por: @gabrielrevelo

Escribe un comentario en este libro

Comentarios