Random House publicará novela de Rogelio Guedea por René González Chávez

Fecha: 14 de Enero de 2008
Autor: René González Chávez

El escritor Rogelio Guedea anunció que será el próximo mes de septiembre cuando circule su primera novela, llamada Conducir un tráiler, misma que será editada bajo el sello editorial Random House Mondadori, siendo el primero autor colimense en alcanzar tal distinción.
En entrevista con el director de Ecos de la Costa, René González Chávez, el también catedrático en la Universidad de Otago, en Nueva Zelanda, reveló que el objetivo de la editorial es hacer la presentación de la novela en la Feria Internacional del Libro (FIL) en Guadalajara, para lo cual se estaría generando la estrategia correspondiente.
Rogelio Guedea reconoció que el hecho de que aceptaran en Random House Mondadori publicar su novela fue una sorpresa, aun y cuando como escritor percibe que va avanzando y conquistando diversos escenarios.
Luego de comentar que desde hace diez años venía haciendo intentos por escribir una novela, sin embargo, no había encontrado el tono de narrativa adecuado, el escritor explicó que cuando terminó de escribir la obra; “se la doy a dos o tres personas a leer. Sorpresivamente una escritora de Argentina que yo conocí el año pasado en Suiza en un congreso de minificción al que acudí, me dijo que era una novela que le había gustado muchísimo y que una de las recomendaciones que me hacía era que no la fuera a publicar en una editorial pequeña”, agregó.

EL ENVÍO
Recordó: “entonces yo la mandé, casi nada más por enviarla, a Random House y la mandé también a Editorial Era, que también es muy respetable. El caso es que pasó el tiempo y me habían dicho de Random House que a los tres meses me respondían y llegaron los tres meses y no me respondieron”.
Derivado de lo anterior, Guedea remembró: “entonces a los seis meses yo les mando un mensaje y me contestan: ‘te hemos enviado dos mensajes y no nos has contestado y nosotros pensamos que ya no querías saber absolutamente nada de nosotros’. Y les contesté: ¡cómo no voy a querer saber nada de ustedes!”.
En consecuencia, señaló que se llegó al acuerdo necesario y tuvo la oportunidad de cancelar cualquier acuerdo con la editorial ERA, en donde también le habían notificado que “sorpresivamente la novela había sido dictaminada favorablemente por los tres dictaminadores”.
“Firmó con Random House y quedó en condiciones muy buenas, porque la novela saldrá en la colección Mondadori, en donde están autores que yo admiro mucho, entre ellos David Toscana, que tiene en esa colección un libro titulado El último lector y que a mí me gusta mucho”, señaló.

SIN PADRINOS
Al respecto, destacó su alegría porque “no hubo padrino alguno que mediara por el libro” al momento de enviarlo a la editorial Random House, “yo mandé el libro, y lo digo públicamente porque así es y nadie me lo podría rebatir en ningún sentido nunca; yo mandé la novela sin que nadie, ningún escritor me recomendara”.
“Eso quiere decir que se valoró la calidad de la obra en sí; entonces, de ahí, si a la novela le va bien, es importante porque quiere decir que estará más apegada a la realidad literaria y de mi realidad literaria. Si hubiera habido un padrino o yo hubiera buscado el éxito inmediato, tal vez no hubiera quedado yo del todo satisfecho con esos resultados”, apuntó.
Adelantó que si la publicación tiene éxito, “me van a ayudar a potenciar ciertas cualidades que tenga como narrador y me servirá para lanzarme con otro proyecto que estoy preparando, y podré decir: si Random House me ha apoyado con este proyecto (…) éste otro seguramente tendrá cabida”.

ESCRITA CON TODO, CON ACTITUD APASIONADA
A pregunta expresa, Rogelio Guedea aseguró que la novela “fue escrita con todo; no fue pensando en absolutamente nada comercial. Fue una novela hecha con una actitud muy apasionada en cuanto a la literatura. Yo quería hacer una obra literaria trascendente, utilizando todo los recursos literarios que yo había absorbido en los años que tengo como lector de novelas”.
Indicó que su obra la hizo sin pensar en público alguno, sino que más bien buscaba satisfacer todos los dotes estilísticos posibles; “una historia con fuerza, novedades y un manejo adecuado del tiempo, del espacio y desde la perspectiva del narrador”.

NOVELA DE CRÍMENES
Autodenominado como un grafómano, Rogelio Guedea señaló que Conducir un tráiler es una novela de crímenes que narra dos historias y que juega con la cuestión de tiempo, “en donde se van entretejiendo las dos historias y hasta el final te das cuenta que están entrelazadas”.
“La novela está atravesada por la metáfora del tráiler, siempre hay alusiones a la carretera, al tráiler (…) y hay referencias personales; obviamente tiene que ver muchas cosas: con los cinco años que trabajé en el Ministerio Público y luego tiene que ver cuando me fui de la casa muy chavo que viajé en tráilers y que hice un recorrido por el norte del país”, señaló.

COLIMA, PRESENTE
Asimismo, reconoció que en la novela están muchas cosas presentes de Colima, “hay una crítica muy fuerte a lo que sucede, pero que está circunscrito a través de imágenes que reconocemos como la Piedra Lisa; obviamente hay personajes públicos desdibujados de Colima y que han ocupado puestos públicos importantes”.
Agregó que parte de la novela también se desarrolla en la ciudad de Monterrey y en el estado de Nayarit, aclarando que si bien la novela es de crímenes, “no es policiaca”, situación que palpó el mismo editor de Random House, Andrés Ramírez, hijo del escritor José Agustín.
“Aunque se investiga un crimen no es una novela policiaca porque hay más cosas aparte de eso. La novela está como circunscrita entre una crítica a la sociedad mexicana (…) La novela tiene una dimensión hispanoamericana y creo que eso lo vieron en Random House, porque me decían que trasciende más allá de su propio ámbito”, apuntó.
Tras comentar que en la historia se cuentan elementos de violencia, drogas, sexualidad y enfermedades, Rogelio Guedea detalló que la parte poética está incluida en las metáforas del tráiler.

EN LA FIL
Rogelio Guedea dijo que si bien aún no se define el tiraje de la novela, originalmente se tenía contemplado publicarla en el mes de junio; “pero esperarán hasta septiembre para elaborar las cuestiones publicitarias y presentarla en la Feria Internacional del Libro (FIL) en Guadalajara”.
El escritor señaló que su siguiente novela será sobre el crimen de los Tepames, para lo cual ya cuenta con los elementos necesarios e iniciará a buscar la voz narrativa para la novela.
Finalmente, comentó que en su momento se acercará con el editor de la novela para buscar que una vez publicada; “la novela pueda tener una presencia más constante en el estado de Colima, y que antes de retirarla de los estantes se pueda considerar una manera de circular diferente”.

Ecos de la Costa

Escribe un comentario en este libro

Comentarios