Los dolores de la carne

los-dolores-de-la-carneMi primer libro de poemas, de 1997. Está lleno de tanteos, traspiés, titubeos, pero quizá por todo esto es el poemario más fresco y espontáneo de todos cuantos he escrito.

Sobre él, la poeta Gloria Vergara escribió:
“Los dolores de la carne dejan ver las experiencias diarias del cuerpo-sombra que vela siempre su tangible roce con el mundo. Brota la carne hecha palabra en estos versos y deja que el lector sea parte de lo visto, de lo oído, de lo dicho, de lo creado”.

EL CIGARRO…

El cigarro del amanecer
tiene un sabor amargo

A mediodía los gatos son tristes

Tu ceniza nocturna
recorre mis calles desiertas
llena los ceniceros calladamente

Mis manos terminan
donde comienza tu cuerpo

Escribe un comentario en este libro

Comentarios